TRAGEDIA MILITAR

Familiares y amigos acompañan el féretro del soldado valenciano muerto en Irak

El funeral se oficiará en la tarde del sábado en el Cuartel de Marines y sus allegados han pedido respeto a su privacidad

Cortejo fúnebre del militar fallecido, este sábado en el aeropuerto de Manises
Cortejo fúnebre del militar fallecido, este sábado en el aeropuerto de Manises - EFE

Familiares y amigos de Aarón Vidal López, el soldado que perdió la vida atropellado en Irak, han acompañado el féretro del joven esta mañana en el aeropuerto de Manises (Valencia) a las 8:45 horas de hoy, donde ha sido transportado por un avión del Ejército procedente de Bagdad.

Envuelto con la bandera nacional, ha sido recibido por una Unidad de Escolta y un pelotón en las inmediaciones de la pista de aterrizaje, que lo han traslado a hombros hasta un coche fúnebre.

Durante el acto, la Unidad de música militar del Cuartel de Alta Disponibilidad de Bétera ha interpretado la marcha fúnebre, en presencia de una decena de familiares y amigos del soldado fallecido, así como del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, y del teniente general Francisco Javier Varela Salas.

Ceremonia emotiva y discreción

Ha sido una ceremonia rápida y muy emotiva, que se ha desarrollado junto a la pista de aterrizaje de la terminal militar del aeropuerto, en presencia también de integrantes de la Unidad de Caballería Lusitania, a la que pertenecía el soldado fallecido, y de personal de la Capitanía General de Valencia.

El féretro, según informó el Ministerio de Defensa, permanecerá en el Instituto Anatómico Forense de Valencia hasta el funeral, que está previsto para esta tarde en el Cuartel de Marines (Valencia).

El avión Hércules que ha transportado los restos mortales del soldado
El avión Hércules que ha transportado los restos mortales del soldado- EFE

Aarón Vidal López, de 25 años, era vecino de la localidad valenciana de Llíria y falleció el jueves en un accidente en el campo de maniobras de la base española deBesmayah, a 40 kilómetros de Bagdad, cuando un camión militar iraquí embistió un vehículo Lince español, que también causó heridas a otros dos soldados.

Sus restos mortales han viajado en un avión Hércules del Ejército del Aire que despegó el viernes de la base aérea de Zaragoza, y que alrededor de la medianoche ha partido desde la capital iraquí con destino a Valencia.

Los familiares del soldado fallecido han pedido expresamente, a través del Ministerio de Defensa, que se respetara su voluntad de no hacer ninguna declaración a los medios de comunicación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios