Política

Bonig tiende de nuevo la mano a Puig con una propuesta de financiación a los Ayuntamientos

La líder de los populares defiende la proposición como una manera de «ayudar» al presidente de la Generalitat

Isabel Bonig, este jueves en las Cortes Valencianas
Isabel Bonig, este jueves en las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA

«El presidente prefiere a otra mujer, cosas de la vida». Con este símil amoroso explicaba la líder del PPCV, Isabel Bonig, el nuevo paso que ha decidido dar en su estrategia con jefe del Consell, Ximo Puig. Si desde el inicio de la legislatura le ha ofrecido «dejar de estar secuestrado» por la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, esta vez ha ido más allá. «Ya no le voy a pedir más que rompa, vengo en son de paz y a ayudarle», afirmaba este jueves en las Cortes.

Los populares tratan de aprovechar ya la abstención de los socialistas a un Gobierno de Mariano Rajoy (también defendida por Puig) y abogan por «tender puentes» con el presidente de la Generalitat pese a que no parece ser visto con muy buenos ojos por los partidos que sustentan el Ejecutivo autonómico.

La primera muestra se ha dado este jueves con la presentación de una proposición de ley «de justa financiación» de los Ayuntamientos de la Comunidad Valenciana que plantea destinar el 12% de los tributos propios de la Generalitat a las entidades locales, lo que se traduciría en unos 300 o 380 millones de euros este año.

Bonig la definió como la «iniciativa estrella» del PP con la intención, según sus palabras, de que Puig «la lidere y la haga suya». En su elaboración, en la que han trabajado durante 15 meses, han participado secretarios de Ayuntamientos, juristas, interventores y abogados del Estado.

En opinión de la líder de los populares, esta norma supondría que sólo hubiera «una manera de financiar» a los 542 consistorios valencianos con el objetivo de «acabar con el clienteismo político», algo en lo que, admitió, también cayó el PP al dar más financiación a los Consistorios afines políticamente.

Tributos

Los ayuntamientos, explicó, pueden financiarse por tres vías: por los tributos del Estado, por los tributos propios, o por los tributos que recaudan las autonomías, lo cual que «nunca se ha desarrollado» aunque algunas comunidades autónomas han intentado a través de los fondos de cooperación.

Bonig indicó que la población, el suelo urbano, o los servicios públicos esenciales que prestan podrían ser algunos criterios objetivos para distribuir los tributos de la Generalitat, de modo que sea la propia Administración la que fiscalice y controle esas cantidades.

«Queremos que los ayuntamientos reciban dinero en base a unos criterios objetivos», comentó, para destacar que la Generalitat ha delegado servicios como Xarxa Llibres, Info Dona o prestaciones por Dependencia por los que éstos precisan de financiación para llevarlos a cabo.

Los grupos parlamentarios no se mostraron demasiado entusiasmados con la iniciativa, reprochando al PP que la plantee ahora y no haya hecho nada en los veinte años que ha estado gobernando. Aun así, aseguraron que «la estudiarán».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios