Enfermedades

Hombres y sin hijos, el perfil de los enfermos mentales tutelados

La Fundación Feclem ejerció la guarda y protección sobre 495 personas en 2016

Más hombres que mujeres, que superan los 40, en su mayoría solteros y sin hijos. Es el perfil predominante entre los enfermos mentales cuya tutela ejerce la Fundación Tutelar Feclem. Una organización privada sin ánimo de lucro encargada de la tutela y protección de las personas incapacitadas judicialmente y que carecen de parientes o allegados idóneos para ello.

El año pasado, Feclem cerró con 814 expedientes abiertos en Castilla y León, lo que derivó en gestionar la guarda y protección sobre 495 personas. De ellas, para 441 ejerció la tutela y 54 estaban en la llamada curatela (supone más asistencia que representación). Además, ejerció la defensa jurídica de 60 y hay 259 en fase de estudio.

De estas personas, dos tercios son hombres, la mayoría solteros (81 por ciento) y muy pocos tienen hijos (únicamente el 16%). La franja de edad mayoritaria es la que se encuentra entre los 40 y 59 años: la mitad se incardinan en ella. Le siguen quienes la rebasan, siendo un 16% mayores de 70. Sólo un 7% tiene menos de 39 años.

En cuanto a la vivienda, una cuarta parte vive en una residencia de personas mayores, un 28% está en un centro específico para personas con enfermedad mental y algo más de un tercio, en una vivienda, bien sea propia, en alquiler, familiar o supervisada. Por lo que se refiere a los ingresos, un 46% de los enfermos mentales tutelados no superan los 10.000 euros anuales; un 28% se mueve entre esta cantidad y los 15.000, y únicamente un 15% cuenta con más de 20.000.

La esquizofrenia es la enfermedad más común entre quienes son incapacitados judicialmente por una enfermedad mental grave. Y se presenta en todas sus variantes. En un 34% es paranoide; en un 16, residual y un 7 padecen otra. El trastorno de personalidad (15%), el bipolar (9) y otros relacionados con el estado de ánimo y orgánicos también están detrás de los motivos de tutela. La discapacidad intelectual, junto a las toxicomanías y otras adicciones son la causa mayoritaria, pero casi la mitad de los casos en los que la Fundación ejerce la tutela no tiene diagnóstico asociado. Con sede en Burgos, León, Salamanca y Valladolid, el 22% de los tutelados son leoneses y sólo un tres de Segovia.

Toda la actualidad en portada

comentarios