Cultura

Barataria: un Quijote en clave cómica y actual

Tras su estreno en Salamanca, Teatro Corsario traslada este fin de semana al Calderón de Valladolid el montaje con el que la compañía se suma a las celebraciones del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes

Una escena del montaje «Barataria», que este fin de semana llega al Teatro Calderón de Valladolid
Una escena del montaje «Barataria», que este fin de semana llega al Teatro Calderón de Valladolid - D. ARRANZ
H. DÍAZ Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Tras un estreno en Salamanca que les ha dejado «muy buenas sensaciones», Teatro Corsario desembarca este fin de semana en el Calderón de Valladolid con «Barataria», el montaje con el que la compañía castellano y leonesa se suma a las celebraciones del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes abordando su obra cumbre, «El Quijote», en clave cómica y acercándola a la realidad actual.

Luis Miguel García ha sido el encargado de escribir la dramaturgia en la que Corsario combina escenas de la obra universal con «aportaciones bastardas» de la propia compañía con el fin de acercar ésta al publico y traerla a nuestros días. El montaje «pivota» sobre dos cuestiones: la primera, «tiene que ver sobre la responsabilidad individual», aspecto en el que han querido hacer hincapié desde la compañía castellano y leonesa en unos tiempos en que precisamente «parece que las culpas son siempre de los otros». La otra cuestión tiene que ver con la intención de desmontar los perfiles de Don Quijote y Sancho que siempre «nos han enseñado» desde la escuela: el ingenioso hidalgo como «un platónico perdido» y su fiel escudero como «un hombre que solo se dedicaba a comer queso y beber vino», expone Luis Miguel García, para quien «sólo se puede entender a Cervantes en la suma de estos dos grandes arquetipos de la literatura mundial».

«Sólo se puede entender a Cervantes en la suma de Quijote y Sancho, dos grandes arquetipos de la literatura mundial»

Todo ello, aderezado con la música de Juan Carlos Martín y una serie de coreografías y canciones que, en opinión del director -autor del montaje, «dan mucha vida» al espectáculo en el escenario, pese a la sencilla escenografía.

Así, las diez escenas que hilan el espectáculo, en el que cinco personajes dan vida a otros tantos papeles, se van engarzando con facilidad. Y siempre en clave de comedia, y recurriendo a la ironía a la que recurrió con frecuencia Cervantes. «A la manera del carnaval medieval, se pone el mundo del revés». Todo, para que el público «entienda un poco» lo que significa este autor universal y al mismo tiempo, «tenga la posibilidad de reir, pensar y emocionarse, que al final es de lo que se trata». El espectáculo, que ha sido coproducido por la Fundación Siglo, girará por los teatros de la Comunidad hasta diciembre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios