Cuentas públicas

Zaragoza fulminó 4,5 millones de euros en un rosario de estudios sobre el tranvía

El Tribunal de Cuentas detecta anomalías en las adjudicaciones de estos informes que precedieron a las obras

El tranvía le ha dejado a Zaragoza una hipoteca colectiva de 639 millones de euros para 30 años
El tranvía le ha dejado a Zaragoza una hipoteca colectiva de 639 millones de euros para 30 años - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza -en algunos casos con subvenciones del Gobierno aragonés- se gastó 4,5 millones de euros en un rosario de estudios sobre el tranvía que encargó antes de acometer las obras y de redactar el proyecto de construcción de la línea.

Así lo ha constatado el Tribunal de Cuentas, que además ha subrayado múltiples anomalías en las adjudicaciones de esos estudios. Entre otras, apunta a que los procesos de contratación de los informes se realizaron a partir de criterios poco claros, lo que podía haber facilitado adjudicaciones discrecionales en beneficio de unos contratistas frente a otros.

En varios de esos estudios, el Tribunal de Cuentas también constata que se hicieron pese a no existir una justificación clara de su necesidad o de que tuvieran que ser encargados a empresas externas.

Así ocurrió, por ejemplo, en el primero de estos estudios, contratado en el año 2004 por 435.000 euros y que acabó costando el doble, 870.000 euros. Se trataba de un informe previo sobre la situación y propuestas de futuro respecto al transporte urbano de Zaragoza, que costearon a partes iguales el Ayuntamiento y el Gobierno aragonés. Ambas instituciones estaban dirigidas en aquel momento por el PSOE, con Juan Alberto Belloch como alcalde de Zaragoza y Marcelino Iglesias como presidente de Aragón.

El Tribunal de Cuentas ha incidido en que no se ha aportado explicación alguna que justificara que ese estudio tenía que hacerlo una empresa externa, en vez de realizarlo con medios propios por el Gobierno aragonés, a través de su Dirección General de Transportes.

Además, el Tribunal subraya que «no se han aportado los datos que se tuvieron en cuenta ni los cálculos realizados para la cuantificación» del precio fijado para ese estudio, «de manera que no se ha podido comprobar si estos se realizaron de acuerdo con el precio general de mercado».

Estos mismos reparos los pone también el Tribunal de Cuentas con varios más de los estudios previos de lo más diverso que contrató con empresas privadas el Ayuntamiento de Zaragoza antes de encargar y acometer el proyecto de obras del tranvía.

La lista fue larga: una decena de informes en los que se fueron tres millones de euros de dinero público para una obra que le ha generado a Zaragoza una hipoteca colectiva de 639 millones de euros para 30 años y cuyas repercusiones en términos de cómputo de deuda ha acabado sufriendo también el Estado, tal y como en su momento determinó la UE. Entre esa decena de estudios previos, el más costoso fue el anteproyecto, por el que se pagaron 1,95 millones de euros.

Las dudas del Tribunal de Cuentas se extienden también al multimillonario negocio que ha generado el tranvía para las empresas que han participado en el proyecto, liderado por una sociedad mixta integrada entre el Ayuntamiento y compañías privadas. El órgano fiscalizador ha detectado criterios poco claros en los procesos que se siguieron para los proyectos y obras.

El informe del Tribunal de Cuentas, que ha sido filtrado por el Consistorio zaragozano, no es el definitivo. Es todavía la versión provisional, pendiente del análisis de las alegaciones que se presenten y que dará lugar al informe definitivo del órgano fiscalizador.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios