Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC (Podemos-IU)
Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC (Podemos-IU) - Fabián Simón
Política

Podemos pide ayuda a los bancos para cuadrar sus cuentas en Zaragoza

Santisteve ha pasado de atacar a la Banca a llamar a su puerta para que le preste 25 millones de euros

ZaragozaActualizado:

En menos de tres años, el 'podemita' Pedro Santisteve ha pasado de cargar duramente contra los bancos a pedir su ayuda -y su dinero- para cuadrar las cuentas del Ayuntamiento de Zaragoza. Este año les va a pedir que le presten 25 millones de euros para poder atender todos los gastos que ha presupuestado. Santisteve es el líder de ZEC, la coalición con la que Podemos e IU concirrieron en Zaragoza a las elecciones municipales de 2015.

Santisteve, con la ayuda del PSOE, se convirtió en alcalde en junio de 2015. Nada más ser investido, amagó con dejar de pagar los créditos que arrastraba el Consistorio si las entidades financieras no renegociaban los intereses a la baja. Llegó a acusar a los bancos de aplicar condiciones «criminales» y de asfixiar las cuentas del Ayuntamiento de Zaragoza. Pero aquel discurso pronto quedó en nada. Desde entonces, el gobierno de Santisteve ha pagado a los bancos más de 150 millones de euros.

En 2015 el Ayuntamiento de Zaragoza pagó a los bancos un total de 68 millones de euros entre intereses y amortizaciones. Parte de esos pagos los realizó el gobierno municipal de Santisteve. En 2016, la «factura» ascendió a 79 millones de euros. Y a 71 millones en 2017.

Este 2018, más de lo mismo. El gobierno municipal de Santisteve, que aparcó con rapidez las críticas contra la Banca, prevé pagar este año a las entidades financieras otros 71 millones de euros: 56,91 millones en amortizaciones y 14,11 millones por intereses.

Y, para rematar la «reconciliación» con el sistema financiero, Santisteve ha elaborado los presupuestos municipales de 2018 contando con la firma de nuevos préstamos por un valor total de 24,8 millones. Sin ellos le resultaría imposible atender todos los gastos que ha contemplado para este año y que ascienden a 753 millones de euros.

La coalición ZEC (Podemos-IU) ha previsto para este año gastarse 17 millones más en atender los pagos con los bancos que en acometer inversiones públicas en Zaragoza.