Arte

Nueva batalla legal entre Aragón y Cataluña por los frescos románicos de Sijena

La Generalitat apela contra el traslado de esas pinturas murales y el Gobierno aragonés exige que se le fuerce a devolverlas

Los frescos de Sijena se encuentran depositados en el Museo Nacional de Arte de Cataluña
Los frescos de Sijena se encuentran depositados en el Museo Nacional de Arte de Cataluña
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Los gobiernos de Aragón y de Cataluña se las verán de nuevo en los juzgados en los próximos días con una nueva batalla legal en torno a los disputados -y valiosos- frescos románicos del Monasterio de Sijena (Huesca). Fueron arrancados de los muros de este cenobio en dos tandas, en 1936 y en 1960, y ahora una sentencia ha reconocido que deben regresar a su emplazamiento de salir.

Estos frescos, considerados unos de los más valiosos de la pintura mural románica de toda Europa, se encuentran en el barcelonés Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). La sentencia, dictada por un juzgado de Huesca el pasado verano, da la razón a la parte aragonesa, ejercitada en los tribunales por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena con el concurso del Gobierno aragonés.

Esta sentencia tumbó, uno a uno, todos los argumentos expuestos por la Generalitat y el MNAC. El fallo subrayó que esas pinturas murales nunca pudieron formar parte del patrimonio cultural catalán, que no son propieda de la Generalitat ni del MNAC, que su legítimo propietario es Aragón y que no hay impedimentos técnicos insalvables como para trasladar los frescos y reintegrarlos, en condiciones de seguridad, al monasterio en el que fueron pintados.

Aunque la sentencia ha sido recurrida por la Generalitat y el MNAC, Aragón ha pedido que, hasta que llega una sentencia firme y definitiva -tardará años-, se ordene la ejecución provisional de la sentencia ya dictada. Es decir, que mientras sigue el proceso judicial, los frescos regresen al Monasterio de Sijena.

La Generalitat y el MNAC se oponen a esa ejecución provisional de sentencia, a esa devolución de los frescos. Ha presentado sus apelaciones ante el juzgado oscense que lleva el caso. El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y el Gobierno aragonés, por su parte, van a contestar a los reparos planteados por la Generalitat en los próximos días. Y aquí radica la nueva batalla legal abierta.

La consejera aragonesa de Cultura, la socialista Mayte Pérez, subrayó este martes que van a desplegar toda la maquinaria legal a su alcance para insistir en la ejecución de la sentencia, al igual que va a hacer el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena.

Es idéntico proceso que el que se siguió con los bienes artísticos de ese mismo monasterio, 97 piezas en litigio que la Generalitat se ha visto forzada a devolver, aunque solo ha entregado 53. Aragón ha reclamado judicialmente que se envíe a la Policía para que devuelva las otras 44 que faltan.

La entrega de estos bienes fue consecuencia de una solicitud de ejecución provisional de sentencia que solicitó la parte aragonesa y a la que accedió la Justicia.

Mayte Pérez también ha indicado que esas 53 piezas se expondrán de nuevo al público en el histórico Monasterio de Sijena desde el próximo octubre, una vez culminado el proceso de catalogación y tratamiento al que las están sometiendo los expertos desde que estas obras de arte regresaron al cenobio oscense a finales de julio.

En este monasterio, mientras tanto, avanzan las obras de restauración y acondicionamiento de la sala capitular en la que se espera que sean reintegradas las pinturas murales recalmadas a Cataluña. En estas obras se están invirtiendo 275.000 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios