Santi Vila (izquierda) y Lluis Puig, en una imagen de archivo
Santi Vila (izquierda) y Lluis Puig, en una imagen de archivo - Inés Baucells

Una juez de Huesca abre diligencias penales contra los ex consejeros Vila y Puig por el «caso Sijena»

Ha atendido las denuncias de la Fiscalía y del Ayuntamiento oscense de Sijena

ZaragozaActualizado:

La titular del juzgado número 3 de Huesca, Marina Rodríguez Baudach, ha decidido instruir diligencias contra los ex consejeros catalanes de Cultura Santi Vila y Lluis Puig, este último prófugo junto a Carles Puigdemont. Ambos serán investigados por los presuntos delitos de desobediencia judicial y de prevaricación administrativa. En ambos casos, por no haber cumplido en tiempo y forma las reiteradas órdenes judiciales que obligaban a la devolución de los bienes de Sijena a ese monasterio oscense. Al final se tuvo que completar el traslado forzoso de las obras, con el auxilio de la Guardia Civil.

La juez ha decidido instruir diligencias contra Vila y Puig tras haber tenido en cuenta el recurso preentado en este sentido por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena –representado por el abogado Jorge Español– y los informes de la Fiscalía.

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena presentó en su día una denuncia contra ambos exconsejeros, que en aquel momento estaban aforados, motivo por el que el caso cayó en manos del Tribunal Supremo. Tras dejar sus cargos y perder el aforamiento, el Supremo sobreseyó la causa y el letrado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena presentó una nueva denuncia ante los juzgados de Huesca, que por reparto cayó en el juzgado número 3 de la capital oscense.

Esta nueva denuncia fue presentada el 30 de noviembre. Aunque un mes después se decretó el sobreseimiento provisional de las actuaciones, el abogado de Sijena recurrió ese auto y sus alegaciones han sido tenidas en cuenta ahora. Hace escasos días, el fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, presentó un informe ante este mismo juzgado en el que abogó por emprender acciones penales contra los dos exconsejeros catalanes. En su informe, el fiscal indicó que «no cabe duda» que ambos incurrieron, de forma reiterada, en un delito de desobediencia a las órdenes judiciales en el «caso Sijena».