Tribunales

La exalcaldesa de La Muela, condenada a 17 años de cárcel y a 10 millones de multa por corrupción

Ha sido declarada culpable de 14 delitos cometidos mientras estaba al frente de la «Marbella de Aragón»

María Victoria Pinilla, exalcaldesa de La Muela
María Victoria Pinilla, exalcaldesa de La Muela - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

La exalcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, ha sido condenada a 17 años de cárcel, a 78 de inhabilitación para ejercicio de cargo público y a multas que suman 9,95 millones de euros, tras ser declarada culpable de la comisión de catorce delitos de corrupción mientras estaba al frente de esta pequeña localidad que limita con Zaragoza capital.

La Muela ha venido a ser la «Marbella de Aragón» en el mapa de la corrupción municipal en España. Vivió un «boom» urbanístico que apuntaló una dinámica de abultados movimientos de fondos desde el Ayuntamiento durante años. Una dinámica que acabó con la detención de Pinilla y de otras 40 personas como presuntas partícipes de la trama de corrupción que, tras ser destapada, puso en evidencia también una realidad de ruina económica en las arcas municipales de la que la localidad aún no ha logrado reponerse.

La detención de Pinilla se produjo en marzo de 2009. Fue el colofón de la «operación Molinos», una larga investigación policial que dio lugar a una instrucción judicial que se prolongó durante varios años. No fue hasta el pasado diciembre cuando se celebró el juicio oral que sentó en el banquillo a Pinilla y al resto de imputados.

El juicio se prolongó durante tres meses, sufrió retrasos, aplazamientos y suspensiones. El pasado marzo quedó visto para sentencia, y ésta se ha hecho pública este jueves.

La exalcaldesa ha sido juzgada —y condenada— como principal cabecilla de una trama de corrupción. La Fiscalía la ha considerado culpable de la comisión de 26 delitos y pedía para ella 35 años de prisión, en línea con las solicitudes de condena que también habían realizado la Abogacía del Estado y el Ayuntamiento de La Muela, que se personó en el proceso como perjudicado y como acusación contra María Victoria Pinilla.

Finalmente, sin embargo, la pena impuesta a la exalcaldesa ha sido sustancialmente menor que la que reclamaban las acusaciones. La Audiencia Provincial de Zaragoza considera a Pinilla culpable de la comisión de 14 delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude, contra la Hacienda pública, cohecho, y blanqueo de capitales. La misma sentencia le impone igualmente 78 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Asimismo, ha sido condenada a 9,95 millones de euros de multa, además de tener que afrontar el pago subsidiario de varias de las indemnizaciones que fija la sentencia para los distintos condenados y que, en su conjunto, ascienden a 12,5 millones de euros: 11,6 millones en beneficio de la Agencia Tributaria, 301.704 euros para resarcir los perjuicios económicos que causaron al Ayuntamiento de La Muela, y otros 531.667 euros para el Instituto Aragonés del Agua, organismo público del Gobierno regional.

La misma sentencia condena también al exmarido y a los tres hijos de María Victoria Pinilla, así como a otra veintena de imputados entre los que figuran la hermana y un primo de la exalcaldesa.

Tanto el exmarido de Pinilla como sus tres hijos llegaron a acuerdos con la Fiscalía que les han garantizado ver rebajadas sustancialmente las penas que se pedían inicialmente para ellos. Así, el exmarido, Juan Antonio Embarba, ha sido condenado a tres años de prisión y a 3,7 millones de euros de multas.

Los hijos de la exalcaldesa y de su exmarido —Víctor, Jorge y Juan Antonio Embarba Pinilla— han sido condenados, respectivamente, a 9 meses de cárcel y 252.095 euros de multas; un año de prisión y 654.594 euros de multas; y 9 meses de cárcel y 222.656 euros de multas.

Los tres hijos han sido condenados por delitos de blanqueo de capitales, al igual que María Dolores Pinilla —hermana de la exalcaldesa—, que ha sido condenada a un año de cárcel y 45.297 euros de multa.

El primo, Carmelo Aured —quien también fue alcalde de La Muela durante un tiempo— ha sido condenado a 9 años y nueve meses de prisión, y a multas que suman 7,14 millones de euros, por los delitos de falsedad documental y contra la Hacienda pública.

María Victoria Pinilla estuvo al frente del Ayuntamiento de La Muela durante 22 años. Fue alcaldesa en las filas del PAR, aunque cuando entró en política en 1987 lo hizo en el CDS. El PAR que renegó de ella tras ser detenida por corrupción.

Pinilla se aferró a su puesto de alcaldesa pese a ser detenida. Se negó a renunciar al cargo y lo mantuvo durante los cuatro meses que estuvo en prisión provisional —que eludió con una fianza de 800.000 euros—. Cuando salió de la cárcel volvió a ejercer el mando presencialmente en la Casa Consistorial de La Muela, aunque acabó renunciando después.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios