Vídeo: Rajoy sobre Ciudadanos: "No tengo duda en que cumplirán su palabra" - JAIME GARCÍA

Rajoy no ve en «riesgo» su pacto con Ciudadanos

«Estoy muy tranquilo», dice el presidente sobre la estabilidad de la legislatura

MadridActualizado:

Pese al creciente distanciamiento en sus relaciones políticas con Albert Rivera, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no cree que esté «en riesgo» su acuerdo con Ciudadanos que permitió su investidura y sobre el que asienta su mandato. Por el contrario, Rajoy encuadra sus disputas en las cuitas habituales entre partidos, considera que el acuerdo se está cumpliendo «razonablemente» y se muestra decidido a seguir trabajando para culminar la legislatura. «Estoy muy tranquilo», ha asegurado el jefe del Ejecutivo al ser preguntado por el director de ABC, Bieito Rubido, sobre si teme no poder agotar la legislatura.

Rajoy ha protagonizado este jueves un almuerzo-coloquio organizado por ABC, y patrocinado por Deloitte y Ferrovial, en el Casino de Madrid. El presidente ha estado rodeado por nueve de sus ministros, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, así como la cúpula del PP. En el turno de preguntas ha habido varios momentos informales, como cuando Rajoy ha evitado decantarse entre Albert Rivera o Pedro Sánchez como compañeros para la distensión.

-«¿Con quién se tomará usted una cerveza? ¿Con Pedro Sánchez o con Albert Rivera?», le ha inquirido Bieito Rubido.

-«¿Yo? ¡Con el que llevara mi ritmo!», ha respondido Rajoy, socarrón.

El jefe del Ejecutivo también ha hecho gala de su ironía para despejar la incógnita de quién sustituirá a Luis de Guindos si finalmente es el elegido para representar a España en el Banco Central Europeo. El director de ABC se interesó sobre si el relevo en el Ministerio de Economía será una mujer, como pedía el PSOE para el BCE. «No descarto que sea una mujer el ministro de Economía… Y tampoco que sea un hombre», ha zanjado.

Mensaje a Arrimadas

El líder del PP ha dejado claro durante el foro que no confiere gravedad en la crisis que atraviesa su relación con Ciudadanos desde que este venciera en las elecciones de Cataluña y se haya convertido en una alternativa real de Gobierno en toda España según las encuestas. Sin embargo, sí reprocha a Rivera que utilice el desafío separatista catalán como munición contra el Gobierno. De igual manera, ha recriminado que la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, no formule una alternativa de Gobierno en Cataluña pese a haber ganado el 21-D. «La puede y la debe haber», ha dicho en su discurso inicial.

Rajoy ha pedido a Ciudadanos «un poco de buena fe» aseverando en que «el Gobierno de España no se dedica a dar dinero para que se haga un referéndum» ilegal como el del 1 de octubre. «Tengo la conciencia muy tranquila. Yo no pago facturas», ha insistido tras el lance parlamentario de ayer en el Congreso, donde Rivera le amagó con pedir dimisiones al Gobierno si se demuestra que la Generalitat coló facturas falsas a Hacienda para costear la consulta.

«Yo no tengo ningún conocimiento de que eso se haya producido. Y si se ha producido, agradezco que alguien me dé la factura que demuestra que eso ha tenido lugar. En ese caso, rectificaré y diré que eso, que ha habido un fraude. Lo terrible es que estar hablando un tema como este y al final. Tengo la conciencia muy tranquila», ha sido su respuesta en el Foro ABC.

Rajoy ha reiterado el mensaje que transmitió a Rivera ayer en el Congreso. «Tenemos cierta tendencia a castigarnos», ha dicho preguntado sobre si el Estado no ha reaccionado rápido al desafío independentista en Cataluña. Al contrario, de esta crisis hay que extraer la buena noticia de que el Estado es capaz de defenderse, como ha demostrado la activación del 155 de la Constitución por primera vez. «La culpa», según el presidente, hay que descargarla en quienes pretenden saltarse la ley y romper la soberanía nacional.

El presidente se ha mostrado cauto sobre la posibilidad de aprobar los Presupuestos de 2018, consciente de que Ciudadanos y el PNV, sus socios hace un año, podrían anteponer «intereses partidistas» a la elaboración del proyecto económico para el país. En todo caso, ha advertido en dos ocasiones que España ya tiene prorrogadas las cuentas y que el Gobierno hará lo posible por que los españoles no sufran los vaivenes de la política ni supondrá acotar la legislatura.

«No hay que ponerse en el peor de los escenarios. Pero tenemos un presupuesto en vigor, aprobado, que es el de 2107 y que no debía ser muy malo porque entre otras cosas sirvió para que España creciera por encima del 3% y que se crearan por encima de 600.000 empleos». Rajoy ha recetado «tranquilidad».