Albert Boadella
Albert Boadella - EFE

Albert Boadella: «La falta de decisión de Rajoy la estamos pagando muy cara»

A juicio del también dramaturgo, en el tema catalán «todo se ha hecho muy mal y las responsabilidades de los distintos gobiernos son inmensas»

MadridActualizado:

El autoproclamado presidente de la plataforma Tabarnia, Albert Boadella, ha considerado este miércoles que la «falta de decisión» del Gobierno del PP, «y en concreto de Mariano Rajoy», en el tema catalán «la estamos pagando muy cara».

En un acto informativo para presentar el libro «¡Viva Tabarnia!», en el que reflexiona sobre la situación actual de Cataluña, Boadella ha reprochado a Rajoy que permitiera el conato de referéndum o que no interviniera en el «adoctrinamiento» que, a su entender, se practica en las escuelas catalanas.

En definitiva, ha culpado a Rajoy de «no intervenir en cosas que, en el fondo, eras cuestiones de Estado» o de no tener preparada una «contraprogramación» desde la televisión pública a TV3, que ha calificado de televisión «golpista».

A juicio del también dramaturgo, en el tema catalán «todo se ha hecho muy mal y las responsabilidades de los distintos gobiernos son inmensas, y en especial las de este gobierno, que lo ha hecho bastante mal».

Boadella también ha culpado al expresidente Jordi Pujol de «fabricar» toda la estructura actual, a quien ve en el "origen" del catalanismo nacionalista. «Lo tenía en la cabeza antes de ser presidente», ha dicho.

Y sobre lo que está por venir, el presidente de Tabarnia ha advertido de que Cataluña puede ser una «brecha mortífera» para el conjunto de Europa.

En este sentido, el dramaturgo se ha referido a países europeos que pueden estar interesados en «avivar» la situación catalana y en «desmontar» parte de la Unión Europea, que tiene sus «imperfecciones» pero, sin duda, es «nuestro mejor futuro».

Pero además del «peligro real» que Cataluña puede representar para Europa, Boadella ha afirmado que el catalanismo es «esencialmente xenofobia», aunque luego está el «folclore» para encubrirlo un poco. Y ha explicado que esa xenofobia significa una «mirada de superioridad frente al resto de los españoles y una sensación desagradable de vivir junto a ellos».

Y frente a esto, ha señalado que Tabarnia supone «oxígeno», una mirada satírica a los independentistas y un mensaje: «Si vamos a jugar al derecho a decidir, vamos a decidir todos».