Economía

Los principales episodios de la crisis económica

La Comisión Europea da carpetazo a la que considera, en un comunicado publicado ayer, la peor crisis de la Unión Europea «en su historia de seis décadas»

Luis de Guindos en 2012, cuando la Unión Europea concedió un préstamo de 100.000 millones al sistema financiero español
Luis de Guindos en 2012, cuando la Unión Europea concedió un préstamo de 100.000 millones al sistema financiero español - ÓSCAR DEL POZO
ABC Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

En la historia reciente de la economía europea existen pocas fechas más significativas que el 9 de agosto de 2007: BNP Paribas, la mayor entidad financiera francesa y la segunda mayor del Viejo Continente por capitalización, decidía suspender temporalmente tres fondos de inversión por valor de 1.600 millones de euros debido a los problemas crecientes del mercado hipotecario de alto riesgo estadounidense.

Europa aprendió, entonces, el significado de la palabra «subprime». Y años después haría lo propio con otros términos -prima de riesgo, deuda soberana, «rating», etcétera- hasta entonces recluidos en la jerga financiera y que se revelaron como protagonistas omnipresentes de la que, con el tiempo, se ha dado a conocer como Gran Recesión.

Rescate financiero de 100.000 millones

En junio de 2012, la Unión Europea concedió un préstamo de 100.000 millones a España para ayudar al sistema financiero, muy dañado durante la crisis. Bankia, Catalunya Caixa, Abanca y BMN tuvieron que recurrir a esta línea de financiación.

Grecia e Irlanda, las primeras amenazadas

Las delicadas situaciones financieras de Grecia e Irlanda en 2010 ocasionaron que fueran los primeros países de la UE rescatados, con ayudas de 110.000 y 66.000 millones respectivamente. El país heleno, sumido en una gran crisis, tuvo que recurrir a nuevos rescates en 2012 y 2017.

Dimisión de Sócrates y ayuda a Portugal

En marzo de 2011, el primer ministro de Portugal, José Sócrates (en la imagen), presentó un plan de ajuste para estimular la economía del país y reducir el déficit. El Parlamento rechazó la medida, lo que supuso su dimisión. Dos meses más tarde, el país luso se convirtió en el tercer miembro rescatado tras aprobar los líderes de la Eurozona una ayuda de 78.000 millones.

Toda la actualidad en portada

comentarios