Economía

La ciudad de Bruselas instaló en 2015 más megavatios de energía fotovoltaica que toda España

Las trabas legales propician que en el país no exista realmente un mercado y apenas crezca la potencia total instalada

España no avanza en la industria fotovoltaica
España no avanza en la industria fotovoltaica - ABC
DANIEL CABALLERO - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

La energía fotovoltaica en España resulta completamente residual en el conjunto del país. Desde la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) critican el bloqueo político en el sector, lo que ha propiciado la desaparición del país del top 10 de territorios más favorables a la energía solar.

El Gobierno ha impuesto trabas legales al autoconsumo. Así, en España tan solo se instalan este tipo de infraestructuras en puntos alejados de la red en los llamados bombeos agrículos.

Uno de los datos más llamativos desvelados por UNEF en su informe anual sobre la energía fotovoltaica resume el escaso impacto que tiene en España. La ciudad de Bruselas instaló más megavatios (51) que todo el país en 2015 (49)

Desde UNEF reclaman una regulación más justa con la industria fotovoltaica, comenzando por simplificar los trámites, permitir el autoconsumo colectivo y eliminar los «peajes» e impuestos que existen actualmente, el llamado «impuesto al sol».

Avance mundial

En el entorno mundial, cada vez se están reduciendo más los costes, provando que grandes potencias como China o Japón se hayan lanzado en los últimos años a explotar el sector. De hecho, en 2015 se marcó un nuevo récord de energía fotovoltaica al contar ya con 230 gigavatios (Gw) en el mundo. Así, el crecimiento en cuanto a la instalación ha sido de 50 Gw, lo que supone un 25% con respecto a 2014.

China, en datos de 2015, es la que cuenta con mayor potencia instalada y también acumulada. En cuanto a la instalada, asciende a 15,2 Gw y, en cuanto a la instalada, asciende a 43,5 Gw.

La tendencia en los últimos años ha sido de «deseuropeización» del sector ya que China, Japón y Estados Unidos han ganado mucho terreno al viejo continente en cuanto al peso total de la potencia instalada en el conjunto. Europa ahora apenas acapara el 16% de la energía fotovoltaica del mundo, mientras que en 2013 era del 29% del total.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios