Deportes - Tenis

Así se amaña un partido de tenis

La figura del intermediario, un tenista que enlazaba con el resto de jugadores, fundamental en la trama

Los amaños se producían en torneos «Futures» o «Challenge»
Los amaños se producían en torneos «Futures» o «Challenge» - ABC

La denominada «Operación Futures», desarrollada por la Guardia Civil, no solo ha permitido desmantelar una red que amañaba partidos de tenis desde 2013. También ha aportado información muy valiosa sobre cómo se producen esos amaños, qué tipo de deportistas se prestan a ello y qué cantidades se reparten.

Los cabecillas

Días antes de cada torneo, contactaban con el tenista intermediario, y una vez acreditaban que se habían cerrado los amaños, transmitían la información a través de Whatsapp o Telegram a amigos y familiares, que realizaban las apuestas. En total, se embolsaron más de medio millón de euros en pequeñas apuestas.

El intermediario

El intermediario tenía una relación de confianza con otros jugadores a los que corrompía al haber competido con ellos y compartido entrenamientos. Pocos días antes de los torneos forzaba un encuentro con ellos y les ofrecía cuantías concretas por amañar determinados aspectos del partido que habitualmente consistían en la pérdida de determinados juegos bajo su servicio.

Amenazas

En los casos en los que el tenista intermediario no lograba corromper a los jugadores les llegaba a ofertar el doble o el triple de la comisión y si no accedían intentaba convencerle alguno de los dos cabecillas del grupo. Algunos tenistas, al final, accedieron por miedo a represalias por parte de la organización.

Los torneos

Los amaños se producían en dos categorías: «Futures», que son torneos profesionales en los que gran parte de los jugadores que participan son jóvenes con pocos años en el circuito; y «Challenger», una categoría inferior a la considerada primera división que sirve para que los jugadores emergentes sumen puntos para intentar llegar a torneos más importantes. Todos los tenistas son varones que se encuentran en el ránking nacional entre los puestos 30 a 360 y en el internacional del 800 al 1.400, y la casa de apuestas más perjudicada ha sido BET365.

A qué se apostaba

Las apuestas no se referían a quién ganaba o perdía los partidos, pues de hecho eso podía afectar al ranking de cada jugador, lo cual no interesaba a los participantes. Lo más habitual era que el jugador pactara dejarse ganar un servicio en concreto, por ejemplo el primero de cada partido o cada set.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios