Mundial sub 20

España doblega a la poderosa Japón

La selección femenina debuta con triunfo en el Mundial gracias a un penalti transformado por Caldentey

La selección española celebra el gol ante Japón
La selección española celebra el gol ante Japón - FIFA.com

La selección española femenina de fútbol doblegó este miércoles, por 1-0, a la poderosa escuadra de Japón en su segundo compromiso en el Mundial sub-20, que se está disputando en Papúa Nueva Guinea.

Un gol de penalti de Mariona Caldentey en el minuto 81 decantó a favor del combinado dirigido por Pedro López un choque que se prevé decisivo para la resolución del Grupo B.

El equipo español, con seis puntos de seis posibles, es el líder y principal candidato a avanzar a cuartos de final como primero de grupo tras haber derrotado, por primera vez, a las Nadeshiko.

Sorprendió la seleccionadora nipona Asako Takakura al negar la titularidad a Mami Ueno, autora de tres de los seis tantos que el cuadro japonés festejó el pasado domingo en su victorioso estreno en el torneo, ante una inoperante Nigeria.

La ausencia de la goleadora rival calmó de inicio a la zaga española, integrada nuevamente por cuatro jugadoras del Atlético de Madrid Femenino: María Bores, Rocío Gálvez, Carmen Menayo y Bea Beltrán. Ellas asumieron la responsabilidad de construir las jugadas y, al menos en el comienzo del choque, de activar a Andrea Sánchez Falcón y a Nahikari García.

Precisamente, las delanteras colchonera y txuri-urdin midieron la seguridad de Chika Hirao en unos primeros minutos de dominio español. Este guión, no obstante, cambió tras un peligroso cabezazo de Ruka Norimatsu. Tras el remate de la capitana japonesa, la escuadra asiática adelantó su línea de presión para obstaculizar cada pase entre las jugadoras rivales.

La posesión del equipo español se vio retrasada en consecuencia hacia su primera línea.

Por esta razón, cada pérdida derivó en una acción de peligro aunque las correcciones de las centrales resguardaron la meta defendida por la guardameta de la Real Sociedad Mariasun Quiñones.

La entrada en el descanso de Mariona Caldentey en el lugar de Nahikari García permitió a la selección dirigida por Pedro López equilibrar el envite y, a través de la posesión, se repuso a la lesión de Rocío Gálvez, otra vez frenada por su maltrecha rodilla.

El buen quehacer de la balear desde la mediapunta permitió a sus compañeras en el Barcelona Patri Guijarro, Aitana Bonmatí y Sandra Hernández aparecer con más continuidad. La veloz Andrea Sánchez Falcón se sumó también a la búsqueda del gol aunque el empate a cero se dilató hasta el minuto 81.

Una inocente infracción de Hisui Haza, quien dentro de su área golpeó la pelota con el brazo izquierdo, fue castigada por la costarricense Marianela Araya Cruz. El penalti lo cobró Mariona Caldentey. No falló.

Con un derroche de solidaridad gestionó la selección española su ventaja e, incluso, gozó de una inmejorable oportunidad para sellar la sentencia por mediación de Maite Oroz.

La centrocampista del Athletic Club, que había tomado el relevo de Sandra Hernández, disparó demasiado cruzado en las postrimerías de un encuentro que permitió a una generación ilusionante de futbolistas degustar su primer triunfo ante las Nadeshiko.

En la final del Mundial sub-17 de 2014, celebrado en Costa Rica, la gloria perteneció a Japón. Hoy la alegría se trasladó al bando español, que continuará su aventura en Port Moresby aupado por una victoria tan prestigiosa como inesperada ante la favorita.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios