Aitor García, en una acción ante el Lugo.
Aitor García, en una acción ante el Lugo.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 1-1 CD Lugo

El equipo de Cervera está pasando por un bache de juego en las últimas jornadas
Por  12:46 h.

‘Soluciones individuales ante problemas colectivos’

Empate justo en el Ramón de Carranza entre Cádiz CF y CD Lugo en un choque en el que brillaron más las individualidades de los amarillos que el juego colectivo. En muchos tramos del partido, incluidos el inicio y el final, fue el equipo lucense el que controló la pelota y, aunque no terminaron de generar ocasiones muy claras sobre la meta de Cifiuentes, sí daban la sensación de tener controlado el partido en todo momento.

El Cádiz CF, tras su gran racha de resultados, había perdido algo de consistencia atrás en los últimos choques. Ante el Lugo volvió a mostrar su mejor cara a nivel defensivo, pero el centro del campo de los de Cervera no termina de asentarse y eso lo está notando el equipo.

1. Individualidades

El Cádiz CF estuvo a punto de ganar el partido ante el Lugo gracias a dos acciones aisladas de dos futbolistas que a día de hoy son muy importantes. Eugeni es aire fresco para el centro del campo. Su golazo, además, deja muy a las claras que es un jugador de mucha calidad, que tiene un golpeo de balón privilegiado. Salvando las distancias con Aketxe, es un hombre que va a venirle muy bien al equipo amarillo para volver a ser determinante en acciones a balón parado. Su disparo en el gol fue brutal.

El otro protagonista individual del día fue Cifuentes, un habitual en este apartado en lo que llevamos de temporada. El meta manchego realizó un paradón espectacular a Jaime Romero en el minuto 82 que parecía que iba a darle los tres puntos a su equipo. Tras el despeje de Carrillo y la pasividad defensiva en la segunda jugada, poco pudo hacer en el tanto del empate lucense.

Destacar también a nivel individual el regreso de Brian Oliván a la titularidad. Tras las malas sensaciones que mostró en Tenerife, ante el Lugo recordó al mejor Brian del año pasado. El catalán estuvo perfecto en defensa y en más de una ocasión se apuntó al ataque con peligro. De hecho, la mejor parada de Juan Carlos, el meta rival, vino por un disparo suyo lejano. Lástima su lesión, porque con ese nivel estaba en condiciones de disputarle la titularidad a Lucas Bijker.

2. Nivel colectivo

El equipo no funcionó a nivel colectivo. Es cierto que no fue el desastre de Alcorcón, pero la escuadra de Cervera se vio superada por la de Francisco a nivel táctico en muchos momentos del choque. Le está costando más de lo debido llevar el peso de los encuentros últimamente y los goles son más fruto de acciones aisladas que de juego bien planificado.

Ante el Lugo el centro del campo volvió a estar desaparecido. Y no porque individualmente jugaran mal, sino por el posicionamiento de los jugadores y la distancia entre líneas evitaban un buen balance defensa-ataque. El Cádiz CF está haciendo las cosas muy bien esta temporada, pero necesita recuperar el nivel de antes de navidades para seguir cosechando buenos resultados.

El mejor ejemplo de que el Cádiz está perdido a nivel colectivo es Eugeni. El centrocampista catalán ha jugado dos ratos de media punta en los dos últimos partidos y en ambos apenas ha entrado en juego. Y no por su culpa, sino debido a lo perdido que está el centro del campo amarillo en los últimos partidos.

3. Abdullah

El centrocampista marsellés va a jugar cada vez menos en este Cádiz. En estos tiempos difíciles, en los que hace falta arrimar el hombro, se aparta. En Alcorcón fue sustituido en el descanso por su mal rendimiento en la primera mitad. Ayer, se lesionó y puso malo a Cervera en el banquillo porque no sabía si iba a pedir el cambio o no.

El interncional por Comores tiene mucha calidad, mucha clase, pero ahora le llega la dura competencia de Eugeni y de Fausto. Habrá que ver si es capaz de espabilar y de luchar con ellos por un puesto en el once. Calidad no le falta para ello, pero Cervera empieza a estar cansado de su irregularidad