José Mari en el momento  de su retirada del campo en La Romareda.
José Mari en el momento de su retirada del campo en La Romareda.

CÁDIZ CF

Una vuelta sin José Mari

El centrocampista roteño del Cádiz CF dijo adiós a la temporada en Zaragoza tras una dura entrada de Papu

Por  19:30 h.

Una vuelta se va a cumplir desde que José Mari jugase sus últimos minutos con el Cádiz CF esta temporada.

Fue el 9 de diciembre en La Romareda, frente al Zaragoza y al minuto de juego cuando una dura entrada de Giorgi Papunashvili ‘Papu’ lesionó al centrocampista roteño de la escuadra cadista.

Bien es cierto que el futbolista amarillo trató de continuar sobre el césped del estadio aragonés contra viento y marea, pero tuvo que salir definitivamente en el minuto 39 para dejar su sitio a Rafidine Abdullah.

Aquella entrada dejó a José Mari sin temporada debido a una lesión en el menisco y en el ligamento cruzado anterior. Los peores pronósticos se confirmaron días después.

Sin José Mari perdía el Cádiz CF una de las voces autorizadas en el terreno de juego y en el vestuario. De hecho, el roteño es uno de los grandes capitanes de la nave cadista junto a otros jugadores como el isleño Servando.

Aquella lesión en el mejor momento de la temporada para el Cádiz CF, justo cuando el equipo amarillo sumaba su sexta victoria consecutiva de las siete que acabarían llegando en la competición liguera. Así se colocaba el Cádiz CF tercero, a un punto de Lugo y Huesca. Los maños, sin embargo, se quedaban en la 14ª posición de LaLiga 123 con 22 puntos, diez menos que los conseguidos por los discípulos de Álvaro Cervera a esas alturas de la competición. Mucho han cambiado ahora las cosas.

Bien es cierto que sin José Mari continuó la buena racha del Cádiz CF entre finales de 2017 y principios de 2018, fase del curso en la que el equipo gaditano llegó a ocupar plaza de ascenso directo a Primera División.

Sin un sustituto de garantías

Pero de lo que no cabe duda es que aquella lesión de José Mari acabó pasándole factura al Cádiz CF, que con el roteño se había hecho muy fuerte en la medular con el apoyo de Garrido y Álex Fernández. La mejor prueba de ello es que nadie ha logrado ocupar esa vacante dejada por el roteño, sin ficha debido a la lesión.

Las lesiones de Perea, la irregularidad de Abdullah o el hecho de que incorporaciones invernales como las de Fausto Tienza y Eugeni no hayan acabado por completar esa ausencia. Tampoco los cambios de sistema con dos delanteros arriba han terminado de dar sus frutos. Al final, la baja de José Mari ha sido relevante en muchos momentos del curso.

Y eso era algo que ya se sabía en la entidad cadista, pues eran conscientes de un asunto: en enero era prácticamente imposible encontrar un sustituto con las mismas condiciones que el roteño.

Hace algo más de dos semanas llegaba una buena noticia. José Mari pisaba por primera vez el terreno de juego tras meses de trabajo en el gimnasio en una larga recuperación que va a continuar en las próximas semanas.

No será esta temporada cuando vuelva, pero José Mari tendrá su sitio en el Cádiz CF del futuro, ya sea en Primera o en Segunda.

Ahora, una vuelta después, José Mari vuelve a estar en la mente de todo el cadismo. Aquella entrada de Papu dejó al Cádiz CF sin uno de sus hombres de referencia sobre el césped, aunque su voz siempre estará con los suyos e este exigente final de temporada. De esto último no hay dudas. El esfuerzo no se negocia.