El Cádiz CF desea sumar tres puntos en Reus tras tres empates consecutivos.
El Cádiz CF desea sumar tres puntos en Reus tras tres empates consecutivos.

Cádiz CF

Reus-Cádiz CF (Previa): A por la primera victoria de las cinco

El Cádiz visita al Reus con el objetivo de retomar la velocidad de crucero para acercarse a un sueño muy real

Por  8:09 h.
Reus Deportiu
0
Cádiz
0
Reus: Badía, Miramón, Pichu Atienza, Olmo, Menéndez, Gustavo Ledes, Juan Domínguez, Vitor Silva, Yoda, Fran Carbiá y Lekic.
Cádiz CF: Cifuentes, Correa, Servando, Kecojevic, Brian, Garrido, Álex, Eugeni, Salvi, Álvaro García y Jona.
Árbitro: Víctor Areces Franco, asturiano
Partido correspondiente a la 35 jornada.
Estadio Municipal. 16.00 horas. Gol TV.

Decía esta semana álvaro Cervera que con cinco victorias el equipo ascendería de manera directa. También que con tres se metía en ‘play off’. Pues no queda otra que comenzar a sumar. Que se llegan a cinco, ‘fetén’. Que se quedan en tres, casi que igual de ‘fetén’. Que no llegan ni a una, pues, entérese bien míster, igual de ‘fetén’. Pero si lo sueños se ven cerca, qué menos que morir en el intento.

Por eso mismo, esta tarde el Cádiz CF sale al Municipal de Reus con la confianza de ganar y el anhelo de meterse de lleno otra vez en la lucha por el ascenso directo. Sabe Dios que no será fácil, pero este equipo ya ha demostrado varias veces que es capaz de todo. Tan pronto hace dudar al personal como le hace soñar. Y sí, lo que más le gusta es hacerle soñar.

Por mucho que el entrenador vea fantasmas donde ni tan siquiera han sido citados, por mucho que se empeñe en creerse no valorado por parte del entorno, por mucho que quiera caer mal, cae bien. Y porque cae tan bien, se le quiere. Y porque se le quiere tanto se le perdona sus errores justo en el momento en el que los comete. Seguro que se ha dejado llevar. Seguro que su temperamento, ese mismo que enchufa al vestuario cada vez que sale a relucir, le ha jugado una mala pasada. Seguro que ha hecho de una brisa un temporal y seguro que él es el primero en recapacitar. Porque aquó nadie duda del equipo.Nadie duda de sus logros. Nadie osa hacerlo.Solo que hay ‘doctos en la materia’ que no comparten su filosofía pero que respetan y admiran el trabajo que está haciendo desde que llegó al banquillo de Carranza.

Claro que este Cádiz CF, no solo el suyo, se viene arriba jugando a lo que juega. El que no quiera verlo que no lo vea. Aquí, esto es importante. Aquí importa el escudo. Y como lo que importa es el escudo, aquí lo único que vale es ganar. Por lo civil o lo criminal. El que se aburra viendo jugando a su equipo, juegue a lo que juegue, que se lo mire.

Por todo ello, Cervera seguirá apostando en lo que cree él y en lo que le ha hecho creer a sus soldados. Los ha convencido, los ha entregado a la causa, pueda que también los esté acomplejando, pero se siente, aquí lo que importa es el escudo. Y si lo que importa es el escudo, lo que manda son los resultados. Y los resultados dicen, no sólo con Cervera, también con Jose González, Espárrago y, algo menos pero sí similar, Javi Gracia, que el juego del Cádiz CF no debe ser otro que el que es. O sea, el del trabajo, el del sacrificio, el del orden, la solidaridad, la entrega y el ‘robo y me voy’.

Sin salirse del patrón

Sus jugadores lo saben. No solo lo saben.Comprenden, porque lo han vivido, que en cuanto se salen del patrón, aparecen los resbalones. Y aquí nadie quiere resbalar. Es verdad que el objetivo está más que cumplido, sí, pero desde que se empató con galones en Vallecas, desde el utillero a Barral se ven en la posibilidad real de ser de Primera.

Cervera ha preparado el encuentro de hoy ante el Reus con sumo cuidado. Es consciente de que su equipo es mejor si quiere, tan sabedor es de ello como que el Reus puede guardarse un as en la manga. Pero ha tratado de convencer esta semana que al conjunto catalán no hay que dejarle respirar con la pelota en sus pies. Por supuesto que se la regalará, pero con el deber de robársela en terrenos peligrosos parar armar la contra mortal que posibilite al Cádiz CF soñar con mucho. Con todo.

Para este encuentro es probable que el entrenador cadista vuelva a entregarle la punta del ataque a Jona debido a la baja de Barral. Y luego está Salvi, que se ha llevado las dos últimas semanas de baja por lesión. La vuelta del sanluqueño es vital para un equipo que no ha parado de echarlo de menos. Sin duda, el desparpajo, la calidad y la capacidad de sorprender del pequeño jugador es clave para que las defensas contrarias no se vengan tan arriba. A Salvi se le une Brian, que tras su ostracismo querrá hacerse notar en una recta final en la que se le espera como agua de mayo.

Hoy el Cádiz CF se presenta en Reus con la intención de sumar tres puntos. Una victoria supondría el visto bueno para creer en todo. Que se pierde…, no pasa. Pero si se gana… ¡Ay si se gana…!