David Barral, junto a su hijo Óliver. Foto: Las Provincias.
David Barral, junto a su hijo Óliver. Foto: Las Provincias.

CÁDIZ CF

De David a Óliver: Barral es sinónimo de fútbol

El delantero del Cádiz CF vuelve a una convocatoria días después de ser su hijo noticia por su excelente comportamiento sobre el terreno de juego

Por  20:56 h.

Muchas miradas se centran este sábado en David Barral. El delantero isleño del Cádiz CF ha vuelto a ser convocado y, por ahora, está presente en una lista de 20 jugadores cadistas de cara a la cita ante el Real Oviedo en el Estadio Ramón de Carranza. Aún tendrá que hacer Álvaro Cervera dos descartes más antes del inicio de la contienda, pero el veterano ariete tiene opciones de jugar.

Al otro lado estará el Real Oviedo, su máximo rival durante sus años de gloria en el Sporting, equipo al que los ovetenses vienen de ganar en el derbi asturiano. Y, precisamente, equipo ante el que Barral no pudo jugar en la primera vuelta en el Carlos Tartiere por un castigo disciplinario de su club.

Álvaro Cervera ya ha dejado claro que Barral puede seguir teniendo oportunidades y por eso vuelve a ser noticia. Por eso y por la magnífica acción de su hijo Óliver, que ha sido noticia a lo largo y ancho de esta semana.

Óliver Barral forma parte de los escalafones inferiores del CD Estrella Portuense y el pasado fin de semana fue el auténtico protagonista por su juego limpio tras su actitud durante la cita que su equipo jugó ante el SAFA San Luis en la Ciudad Deportiva de El Puerto de Santa María.

En una acción del partido Óliver cayó al suelo y el árbitro pitó falta. Sin embargo, el hijo de David Barral se levantó y le indicó al colegiado que no había sido falta de su adversario. Este gesto motivó los aplausos de los aficionados allí presentes y el pequeño futbolista recibió una tarjeta verde por su buen comportamiento.

Sin lugar a dudas, una magnífica acción que fue premiada con una iniciativa que nació en 2014 en los campos de Andalucía y condecora las actitudes positivas en los campos de fútbol. Barral, tan criticado por su actitud sobre el césped en muchas ocasiones, tiene un gran ejemplo que seguir en su propio hogar. La actitud de Óliver fue sobresaliente. Barral, lejos del césped, sí ha estado esta vez a gran altura.