Momento en el que José Mari sufre la dura entrada de Papu (Foto: La Liga)
Momento en el que José Mari sufre la dura entrada de Papu (Foto: La Liga)

Cádiz CF

El Cádiz CF, sin José Mari y sin rumbo

La ausencia del roteño comienza a pasar factura al juego del once de Cervera

Por  14:27 h.

Papu, Papu, Papu… Ese nombre ha quedado marcado a fuego en la memoria de muchos cadistas. No es para menos porque es el nombre del futbolista que dejó fuera de combate al alma máter de este Cádiz CF. Corría la jornada 19 y el Cádiz CF iba como un cohete. Era tercero por detrás de Lugo y Huesca. Acababa de ganar en La Romareda pero ya en su rueda de prensa posterior al encuentro Álvaro Cervera evidenciaba en su rostro (y también en sus palabras) que era la victoria había salido muy cara. Llegó incluso a decir que hasta cambiaba los tres puntos por tener a José Mari sano y salvo. Y qué razón tenía…

Apenas dos días después se conocía que el mediocentro del Cádiz CF, la extensión de Cervera en el campo, el icono de la afición en el verde y el dueño y señor del vestuario amarillo se tenía que perder lo que quedaba de temporada justo en el ecuador de la misma. Y sí, todo el cadismo firmaba lo que Cervera había dejado dicho en la sala de prensa del estadio aragonés. De hecho, la resaca de lo que tuvo que ser una dulce e imperial victoria en uno de los templos del fútbol español se convirtió nada más saberse la gravedad de la lesión de José Mari en una amarga condena. Porque sí, porque el Cádiz CF se quedaba sin su mejor guerrero en plena guerra.

Los números hablan por sí solos. Y aunque sí es cierto que en los primeros encuentros sin el roteño el equipo pareció no extrañarlo demasiado, a lo largo sí que se lamenta notablemente su ausencia. A la victoria en Zaragoza (0-2) le siguió una nueva en Carranza ante el Barcelona B y un empate en Tenerife (1-1) que tuvo que haber sido victoria que llegó a la siguiente jornada en casa ante el Granada (1-0). Fueron partidos en los que apareció con luz propia el madrileño Álex Fernández. La cosa siguió de maravilla en enero, donde los amarillos ganaban al Córdoba (2-0) con una sensacional tarde de Alvarito. Pero la cosa comenzó a torcerse en Alcorcón, donde el Cádiz CF sin José Mari enseñó la patita tras caer 1-0 en un partido nefasto. A la jornada siguiente llegaba un partido importante que el Cádiz CF no supo ganarlo pese a comenzar venciendo con un gol de Carrillo que más tarde acabó igualado. La irregularidad comenzaba a instalarse en la dinámica del Cádiz CF, que en la siguiente salida fue incapaz de vencer (0-0) en el campo de un Nàstic con problemas.

La cosa mejoraba en Carnaval y con la ansiada victoria ante el Oviedo en Carranza (2-1) en un encuentro en el que los asturianos tuvieron que jugar con un jugador menos por una expulsión muy protestada. La visita siguiente a Soria resultó un calco de la que se hizo a Alcorcón y los de Cervera caían por la mínima ante el Numancia (1-0) en un encuentro sin apenas oportunidades. La marcha del Cádiz CF siguió frenándose en un nuevo e inesperado tropiezo en casa ante el Lorca (0-0) y la reciente derrota en El Sadar.

Aunque la temporada sigue siendo intachable, sería absurdo hacerse trampas en el solitario. Por eso mismo, hay que admitir que el Cádiz CF, sin José Mari, le cuesta encontrar el rumbo. De momento, se sigue estando en puestos de ‘play off’, gracias entre otras cosas a la incierta trayectoria de los demás rivales en la lucha por el ascenso.

Desde mediados de diciembre que José Mari cayó lesionado, el Cádiz CF ha experimentado un retroceso en la clasificación. De hecho, el Cádiz CF ocuparía la decimosegunda posición en las nueve jornadas en las que ha estado sin su jugador de referencia. De los 27 puntos disputados sin el roteño, los amarillos han sumado trece puntos y estarían solo dos puntos por encima de los puestos de descenso y a cinco del sexto clasificado.