Barral abandona el campo tras ser expulsado.
Barral abandona el campo tras ser expulsado.

Cádiz CF

Barral, una expulsión en los últimos seis años

Los números del delantero isleño contradicen su fama de duro

Por  8:00 h.

La expulsión de David Barral en el pasado partido amistoso que el Cádiz CF disputó ante el Recreativo de Huelva en el Nuevo Colombino ha abierto la veda para que salgan algunos comentarios relacionados con su “capacidad” para recibir tarjetas.

Sin embargo, analizando sus estadísticas de los últimos años, se puede apreciar como el isleño ha madurado a lo largo de su ya extensa carrera y que, aunque es cierto que recibe muchas amarillas para tratarse de un delantero, no lo es menos que la cantidad de rojas que ha visto en sus temporadas en Primera ha sido muy baja.

En sus dos primeras campañas en Segunda B, en el Fuenlabrada y el Real Madrid Castilla, fue expulsado dos veces en cada una de ellas. En su tercera, con pocos minutos en el Castilla, se fue a la grada antes de tiempo en una ocasión. En su primer año en el Sporting de Gijón, en la temporada 2006-07, cuando Barral contaba con 22 años, fue la última en la que recibió dos rojas en una misma campaña. De hecho, en los cuatro años siguientes en los que se mantuvo en el Sporting sólo fue expulsado en un par de ocasiones.

En total, acumula 221 partidos en Primera División, en los que ha sido expulsado tres veces. El mejor dato, el que debe tranquilizar a la afición del Cádiz CF, es que en las últimas seis campañas que ha disputado en Primera División tan sólo ha recibido una cartulina roja.

Perfil

David Barral es un delantero intenso, batallador, que va con todo a cada jugada. Por eso su media de tarjetas amarillas es muy alta. Sin embargo, no se trata de un jugador violento en absoluto.

Es un batallador del área, algo que tiene sus consecuencias de vez en cuando en forma de cartulina, pero ni mucho menos se trata de un jugador que en los últimos tiempos se haya caracterizado por entradas graves ni por dejar a su equipo en la estacada por alguna acción antideportiva sobre un contrario o por protestar de más al colegiado. Más fama de duro que otra cosa le queda a Barral.