Servando, capitán del Cádiz CF, en el ático del hotel Las Cortes de Cádiz.
Servando, capitán del Cádiz CF, en el ático del hotel Las Cortes de Cádiz.

Cádiz CF

“Barral es un jugador ‘top’ y espero que nos pueda ayudar”

El 'capi' del Cádiz CF asegura que su compañero "entrena muy bien" y confía en él para lo que queda de Liga

Por  20:32 h.

Servando forma parte de la guardia pretoriana de Álvaro Cervera. Su mano izquierda, su cadismo y su empatía para ganarse al más pintado ha sabido ganarse el respeto de todos sus compañeros que ven en él al jugador con más años vistiendo la camisola amarilla. Sin embargo, al defensa isleño se le ha multiplicado el trabajo sin la ayuda inestimable de José Mari, fuera de combate desde el mes de diciembre. En boca del capitán cadista, el roteño “significa mucho para nosotros. Cuando jugaba no era casualidad que el equipo fuese bien. Él era el timón de este Cádiz CF, era el que daba ese equilibrio y aunque notamos su ausencia, el equipo sigue arriba y hemos reconducido la situación”, asegura.

Aunque como es obvio ha perdido peso en el equipo, José Mari sigue estando diariamente con el grupo. “Las primeras semanas no lo pasó muy bien como es lógico pero a las siguientes ya estaba con la sonrisa en la boca y ayudando a los compañeros”, cuenta Servando.

Y si de José Mari habla maravillas, qué no dirá de los otros dos jugadores determinantes del equipo. De Álvaro García recordó al comienzo de Liga “cuando no estaba cómodo con todos aquellos movimientos que se dieron (interés del Getafe); afortunadamente, a la vista está, aquello ya pasó. Tiene 20 metros explosivos y Salvi, a lo mejor, tiene 50 más potentes. Los dos son súper rápidos y si sabemos aprovecharlos te pueden cambiar un partido”.

Pero si hay alguien del que puede hablar horas y horas ese es su entrenador. Del librillo de Cervera a Servando le gusta todo. Desde los vídeos a lo que pide luego en el campo. “Con los vídeos, que nos los pone, no es muy pesado. Siempre nos lo deja todo muy masticado y deja muy claro cómo meterle mano al equipo rival”, cuenta. Lo que sí le importa a su técnico es mantener la portería a cero todos los partidos. “Le gusta poco encajar goles. Tenemos muy claro que cuando no tenemos el balón intentamos estar los once por detrás del mismo y teniendo la cosas claras del rival para hacerle daño cuando lo tengamos”, explica uno de los alumnos aventajados del catequista. Y claro, para hacer todo lo que pide es necesario “estar muy concentrados. ser intensos, estar pendiente a las segundas jugadas… La base física que tiene este Cádiz CF es bastante buena y es muy dura de coger porque los entrenamientos son muy duros y competidos. A la vista está que luego da resultados”.

El ‘capi’ no duda en romper una lanza por el ambiente que se respira en ‘la banda’, término con que José Mari bautizó a este Cádiz CF una vez eliminados del ascenso en Tenerife el año pasado. “es de los mejores vestuarios en los que he estado. La gente es muy sana y tiene mucha hambre”, sostiene el cañaílla.

Como uno de los máximos exponentes del vestuario, Servando es el encargado de dar la bienvenida a los recién llegados. Sin embargo, poco o nada dice que tiene que soltarles. “Decir se les dice poco porque en el día a día estamos todos juntos. Es un vestuario en el que es muy fácil entrar; si no entras por cualquier cosa te ves apartado. Y si hay algo que se le dice a los nuevos es algo que escuchamos todos: ‘Aquí vas a correr mucho'”.

Por último, y como paisano que es de él, a Servando le tocó hablar de un jugador que no está teniendo el año soñado, David Barral. “Está muy bien. Es un jugador que nos puede dar mucho de aquí al final. Es verdad que está teniendo una temporada rara. Tuvo las cosas que solo puede controlarlas él y se da cuenta de ello. Yo solo puedo decir que entrena súper bien y que es muy competitivo. Lo ha demostrado en Primera y creo que tenemos un jugador ‘top’ de la categoría. Espero que nos pueda ayudar”.