Perea recibe las indicaciones de Álvaro Cervera ante el Real Oviedo.
Perea recibe las indicaciones de Álvaro Cervera ante el Real Oviedo.

CÁDIZ CF

Alberto Perea, el deseado

El centrocampista manchego firmó su mejor actuación con el Cádiz CF, con gol de bandera incluido ante el Oviedo, y es una de las opciones para sustituir al sancionado Abdullah en Soria

Por  20:06 h.

Alberto Perea ya está aquí y llega para quedarse. Así lo demostró este sábado ante el Real Oviedo. Ese jugador del que tan bien hablaban Juan Carlos Cordero, Álvaro Cervera y los jugadores de la plantilla cadista ofreció un pequeño repertorio de lo que es capaz de hacer. De lograrlo, el Cádiz CF será el gran beneficiado. Sin ninguna duda.

No estaba siendo sencilla la temporada para el talentoso centrocampista manchego, que llegó el pasado verano a la Tacita de Plata para aportar calidad a la medular y, de paso, ofrecer esa garantía a balón parado que el cedido Ager Aketxe hizo realidad en la recta final del pasado ejercicio.

Una apendicitis en plena pretemporada fue el inicio del particular calvario de Perea, que posteriormente fue padeciendo lesiones musculares, una detrás de otra. La situación era inquietante y desde el vestuario daban la voz de alarma. Perera, segundo entrenador del Cádiz CF, señalaba hace apenas un mes: “Perea está muy preocupado. Está arrastrando un poco lo que le pasó en pretemporada, aquel problema médico que tuvo y al final los futbolistas si no hacen pretemporada lo van padeciendo”.

Sin continuidad

Tan difícil e irregular era su situación que casi tres meses llevaba ya Perea sin defender la elástica cadista en la competición liguera. Su última aparición (salvando la cita copera ante el Sevilla FC en el Ramón de Carranza, único encuentro en el que ha disputado los 90 minutos) tuvo lugar el ya lejano 19 de noviembre en El Molinón ante el otro equipo asturiano de la categoría: el Sporting. Aquel día sólo jugó dos minutos.

Otra prueba más de su preocupante situación hasta la fecha era que esas lesiones le han impedido jugar un partido completo en LaLiga 123 este curso. Un registro que en nada se asemeja al de su última temporada, ya que fue pieza clave en el ascenso del Barça B a Segunda, jugando 38 encuentros (32 como titular) y marcando diez goles. Unos números que le sirvieron para recalar en la capital gaditana junto a Dani Romera.

Es más, Perea sólo ha sido titular una vez en el campeonato liguero este curso. Fue en la décima jornada ante la Cultural Leonesa en el Carranza y disputó 61 minutos.

En total, nueve encuentros ligueros disputados y menos de 300 minutos de juego. Un bagaje escaso para un futbolista como el albaceteño que debutó en el 3-0 de Lorca y no pudo celebrar su primera victoria oficial como cadista sobre el terreno de juego hasta la 13ª jornada liguera en Almería.

Ahora, sin embargo, todo parece cambiar. Su espectacular golazo sirvió encarrilar el triunfo ante el Real Oviedo y demostrar en el Carranza que Álvaro Cervera tenía en casa uno de sus mejores fichajes de invierno, aunque llegase a Cádiz en verano.

Soria, el próximo reto

Su próxima oportunidad, si el entrenador así lo estima oportuno, puede llegar el próximo fin de semana en Los Pajaritos ante el Numancia debido a la ausencia obligada de Abdullah por sanción. Su buen momento anímico y de forma, su calidad y su importancia a balón parado pueden decantar la balanza para que en Soria empiece a ganarse un puesto que aún no tiene dueño junto a Garrido y Álex. E incluso algo más pegado a la banda para ocupar en tierras numantinas el hueco que deja otro sancionado como Álvaro García, siempre y cuando Cervera no apueste por Aitor, el relevo natural del extremo de Utrera.

Mientras, Perea trabajará durante la semana para convencer a un Cervera que desde el mes de enero ya sabe que tiene más opciones con el albaceteño y Eugeni, otro talentoso futbolista que puede aportar a balón parado. Sin olvidar el trabajo en la contención de Fausto Tienza.

Cada entrenamiento será una final más para seguir ganándose la confianza de su técnico. Y es que Perea lucha por conquistar el corazón del cadismo. Que el césped le gane definitivamente la partida a la enfermería. Será la mejor noticia posible.

Perea ya está aquí, ha derribado la puerta y ha llegado para quedarse.