Sporting y Cádiz CF se vuelven a ver las caras.
Sporting y Cádiz CF se vuelven a ver las caras.

CÁDIZ CF

Servando, capitán y apagafuegos de un Cádiz CF en progresión

El polivalente central isleño, que ya lleva más minutos que la temporada pasada, es un fijo en los esquemas de Álvaro Cervera, que lo ha vuelto a utilizar de lateral

Por  9:30 h.

No sólo es el capitán, Servando es mucho más que eso en este Cádiz CF. Voz habitual de las animosas consignas previas a cada encuentro, el zaguero isleño también da la talla sobre el verde. Cervera lo sabe desde el primer día que llegó y se lo demuestra día a día. La confianza es total. Plena en todos los sentidos.

Después de una temporada como la pasada en la que fue a rebufo de Aridane y Sankaré, el presente ejercicio también se presentaba complicado para ganarse un puesto en un equipo que había incorporado a tres nuevos centrales debido a la marcha del majorero a Osasuna y la lesión del senegalés. En total, cinco centrales en las filas cadistas. A Servando y Sankaré se unían Marcos Mauro, Mikel Villanueva y Kecojevic. ¿Overbooking? Se podía pensar que así era, aunque el tiempo, la adaptación y el infortunio de las lesiones han demostrado precisamente lo contrario.

Pero ahí ha estado Servando desde el principio para ser el central que más minutos ha disputado hasta la fecha: 1350 hasta la fecha gracias a sus 15 encuentros entre Liga y Copa del Rey. En todos saliendo como titular.

Marcos Mauro (792 minutos), Mikel Villanueva (630 minutos) y Kecojevic (540 minutos) se quedan lejos del jugador natural de San Fernando. Eso sí, todos ellos han formado pareja de centrales con Servando en el campo. Obviamente, Sankaré, que no ha debutado esta temporada debido a su lesión, se queda muy lejos en esta estadística.

A día de hoy ya ha disputado más minutos que durante todo el pasado ejercicio, cuando pisó el terreno de juego como cadista en 1.288 minutos durante 18 partidos, tres más que los disputados en esta temporada. Otra historia totalmente diferente.

Una vieja misión

El último y complicado encargo para este central de 33 años llegó el pasado domingo en El Molinón. Y es que Cervera volvió a utilizar al capitán del Cádiz CF como apagafuegos.

Servando, expeditivo y contundente central, recordaba tiempos que ya parecían olvidados y se colocaba en el lateral para trabajar por y para su equipo. Una experiencia que ya vivió durante el inicio de Cervera en el Cádiz CF, aunque en esa ocasión como lateral izquierdo. Era 2016 y el Cádiz CF se jugaba ascender a Segunda en un largo ‘play off’. Pocos confiaban en el experimento, pero Cervera apostó fuerte por él en lugar de Andrés Sánchez. El glorioso final ya es por todos conocido.

Esta vez letocó en el flanco derecho de la defensa y en El Molinón. El escenario imponía, pero ahí estaba el isleño para dar una nueva demostración de polivalencia, adaptación y contundencia. De diez.

Lesionado Carpio (fijo en esa demarcación) al cuarto de hora, Cervera miró al banquillo y no tenía laterales. Sólo un central: Marcos Mauro. Por lo tanto, Servando pasaba a la derecha para hacer frente a un veloz Michael Santos. El atacante buscó las cosquillas del cadista, pero no se las encontró.

A fin de cuentas, un ejemplo más de superación. El isleño, que cumple su cuarta temporada de amarillo, transmite la identidad de este equipo. Es el escudo de Cervera. Su apagafuegos.