La selección española de balonmano - EFE
Balonmano

España, con ilusión y juventud al Mundial de Alemania

El conjunto femenino de balonmano comienza un torneo lleno de caras nuevas que pelearán por recuperar el estatus y codearse con la élite

Actualizado:

La selección española de balonmano ya está en Alemania, donde se disputa el Mundial del 1 al 17 de diciembre. Marchan 17 jugadoras, después la incorporación de la joven Seynabou Mbengue, que cuajó una gran actuación en el Torneo Internacional de España este pasado fin de semana.

Carlos Viver lidera una selección que ha bajado su edad media, pero no su garra ni su ambición. Son siete caras nuevas con respecto al último campeonato, y el entrenador pide algo de paciencia para que las piezas encajen a la perfección. «Estamos en las condiciones óptimas, se empieza a respirar el ambiente de la competición y hay muchas ganas de ponernos a funcionar en los partidos importantes. El hambre es básico en este relevo generacional; la inexperiencia se suple con lusión y ganas, y eso nos hace un equipo peligroso», comentó el seleccionador en el Consejo Superior de Deportes.

Carmen Martín estrena capitanía, y siente un orgullo especial por recibir el testigo de Marta Mangué y Macarena Aguilar, dos pilares de la España de los grandes éxitos que quiere emular la jugadora almeriense. «Brindo mi coraje y la actitud. Yo lo doy todo», espetó. Defiende que a pesar de los cambios naturales por edades, la esencia de las guerreras sigue intacta. Es de las veteranas del conjunto, junto a Silvia Navarro, que continúa fiel a sus calcetines negros por encima del pantalón y a la portería española: «Llegamos al Mundial con paciencia, trabajo e ilusión. Mi hijo Unai me deshizo dos veces la maleta porque no quería que me fuera. Y en la maleta siempre hay que dejar un espacio para la garra. Eso no puede faltar nunca en este equipo».

Al otro lado de la balanza, Mbengue, que estrena internacionalidades con apenas 19 años y después de superar un año en el que a punto estuvo de retirarse por una lesión de rodilla. «Estuve a punto de dejar el balonmano y hoy estoy aquí, en un Mundial. Me he esforzado y las cosas han salido bien. Hay que aprovechar la oportunidad. Las generaciones que vienen estamos con muchas ganas».

España comenzará el Mundial el sábado contra Angola (20.30 horas).