El escritor Ildefonso Falcones
El escritor Ildefonso Falcones - INÉS BAUCELLS
REAL MAESTRANZA

«Los toros son un arte, pero por encima de todo un sentimiento»

Ildefonso Falcones pronunciará el pregón taurino de la Feria de Abril de Sevilla

SEVILLAActualizado:

El escritor barcelonés Ildefonso Falcones ha sido designado para pronunciar el próximo Domingo de Resurrección el tradicional pregón taurino de la Feria de Abril de Sevilla, según informó ayer la Real Maestranza de Caballería. Además, el escritor y columnista de ABC Francisco Robles será el encargado de presentar al autor de «La catedral del mar» el próximo 1 de abril en el Teatro Lope de Vega.

«Es un honor pero también una responsabilidad importante», señalaba ayer a ABC el escritor, quien reconocía que escribir un pregón taurino para una ciudad como Sevilla «es algo que me va a costar».

«Pronunciar el pregón taurino de Sevilla es un honor, pero también una responsabilidad importante»

Ildefonso Falcones es uno de los autores favoritos del público. Su primera novela, «La catedral del mar», se convirtió en la más leída de 2007 y el autor ha vendido más de siete millones de ejemplares de su obra en todo el mundo. El escritor, casado y padre de cuatro hijos, es abogado.

El autor no se ha puesto aún en la escritura del pregón, aunque por su condición de ciudadano de una comunidad autónoma como Cataluña, donde la Generalitat prohibió la Fiesta, ese tema estará entre sus páginas.

«Se puede imaginar por donde irá», explica, antes de advertir del riesgo que existe actualmente para la Fiesta no solo en Cataluña, pues «lo que está sucediendo aquí con los toros, se está extendiendo a otros lugares», se lamenta.

A pesar de ello, el escritor trata de ver el lado positivo, que es «que terminas viajando y haciendo planes», pero lo cierto es que la prohibición de los toros ha tenido consecuencias negativas para la comunidad.

«Se nos ha restado una afición que ha existido desde siempre en Cataluña.En Barcelona llegó a haber tres plazas en algunos momentos.Lo importante es que esto no llegue a toda España. Creo que la Fiesta sufre amenazas y cualquiera que sea un poco espectador y esté bien informado sabe que hay un riesgo».

Aficionado desde niño

La afición a los toros, explica el novelista, le vino por su madre, que le gustaban, y, además, pisó la Monumental desde muy pequeño, ya que lo llevaba «el portero de la finca de casa, que era el que abría la puerta de toriles de la plaza». Para Ildefonso Falcones, los toros «son un arte, pero por encima de todo un sentimiento».

Entre los matadores, reconoce que «últimamente he seguido a José Tomás», aunque afirma que todo torero por el solo hecho de que se eche al ruedo y se ponga delante de un toro «ya es mi favorito», independientemente de que tenga una buena tarde o no, «porque si todas las tardes fueran iguales nos terminaríamos cansando».

Por este motivo, Ildefonso Falcones se resiste a mencionar toreros, aunque cita a El Juli por otros motivos. «Recuerdo mucho cuando llevaba a los toros a mi madre en la época en que empezaba El Juli, que sufría mucho viéndolo torear. Entonces, el diestro debía tener quince años y yo veía a mi madre sufrir, pero después le gustaban las faenas».

La plaza de toros de la Maestranza la conoce bien, ya que «he ido algunas veces a la Feria de Abril. La verdad es que he estado en todas las plazas de España desde que nos quitaron las nuestras. No vamos a ponernos a discutir si la Maestranza es la primera o la segunda, es una de la mejores plazas de toros del mundo».