Cultura - Música

Lambchop, el rey del folk que corteja a Kendrick Lamar

La banda de Kurt Wagner presenta este viernes «Flotus» en el Cartagena Jazz Festival, donde esta semana actuarán artistas como Rodrigo Amarante, Gregory Porter o Avishai Cohen

Kurt Wagner, durante un concierto de Lambchop
Kurt Wagner, durante un concierto de Lambchop - LAMBCHOP.NET
Israel Viana Madrid - Actualizado: Guardado en: Cultura , Música

Contaba Kurt Wagner en agosto a «Stereogum» que hace un tiempo comenzó a escuchar hip-hop procedente de la casa de sus vecinos en Nashville, los mismos con los que lleva compartiendo sal desde hace 20 años. Cuando el líder de Lambchop —la banda de country alternativo que, en los 90, se convirtió en uno de los referentes ineludibles de la música americana— se sentaba tranquilamente en el porche con su guitarra, ahí estaban siempre esos bombos y esas rimas del infierno que acabaron por engancharle.

«Era maravilloso», aseguraba el artista, añadiendo a modo de predicción: «Parecía que este tipo de música no podría haber estado nunca en un disco mío, pero estaba continuamente en mi cabeza». Entonces empezó a introducirse poco a poco en todo ese hip-hop contemporáneo y se quedó fascinado con artistas como Kendrick Lamar, Fluyin Lotus, Kayne West o Frank Ocean. Y entonces su mundo cambió...

Resultado de esos descubrimientos es «Lotus», acrónimo de «For Love Often Turns Us Still», el último disco de Lambchop, que presentan este viernes (Nuevo Teatro Circo, 21.30 horas) en el Cartagena Jazz Festival, coincidiendo con el día de su lanzamiento. Un nuevo escalón en el grupo que, durante la década de los 90, exprimió al máximo el country y el folk; que luego fue evolucionando hacia terrenos más soul e, incluso, post-rock, y que ha acabado zambulléndose en el rap, la electrónica minimalista, el krautrock y el rhythm & blues más modernos, sin perder su esencia ni su gusto por los arreglos. Sin dejar de lado esa capacidad para convertir las historias más cotidianas y mundanas en acontecimientos épicos.

Wagner no solo no esconde sus influencias, sino que saca pecho con ellas. Mientras en su anterior disco, «Mr. M» (2012), era un homenaje repleto de guitarras acústicas, arreglos de cuerdas y bonitas melodías a su amigo Vic Chesnutt —el músico de Athens apadrinado por R.E.M. que se quitó la vida en 2009, cansado de llevar en una silla de ruedas desde los 18 años—, en «Flotus» nombra a los artistas antes citados en cada entrevista. Que si Kendrick Lamar por aquí, que si Kayne West por allá... «Todos ellos han sido una gran influencia para este disco. Me parece una música revolucionaria», asegura.

De Avishai Cohen a Gregory Porter

Más allá de Lambchop, uno de los platos fuertes de esta cita, el Cartagena Jazz Festival se inicio este jueves con Lizz Wright sobre el escenario del Auditorio El Batel. La cantante norteamericana presentó su último disco, «Dreamer and surronder», considerado por la crítica como uno de los mejores discos de jazz cantado de las últimas décadas.

Pero lo que está por venir no son platos menores. El sábado será el turno de dos guitarristas, el brasileño Rodrigo Amarante y el israelí Asaf Avidan. El primero es colaborador de Marisa Monte y Natalia Lafourcade, integrante junto a Fabrizio Moretti, batería de The Strokes, del dúo Little Joy, y ha formado parte junto a Moreno Veloso de la Orquesta Imperia. Y por si fuera poco, acaba de ser nominado en los premios Emmy 2016 en la categoría de Mejor canción original de serie gracias a «Tuyo», sintonía de la «Narcos». De Avidan el mismo «The New York Times» ha escrito: «Compone como Leonard Cohen, canta como Robert Plant y tiene el carisma de los artistas de cabaret más grandes».

Por su parte, el viernes 11 subirá al escenario la esencia del mejor blues destilada por la Music Maker Foundation Revue integra a Alabama Slim; el trombonista Lil' Joe Burton, acompañante de gira de B. B.King durante una década; el veterano guitarrista Albert White: y Robert Lee Coleman, responsable del riff de guitarra del «Hot Pants» de James Brown.

El programa doble se completa con Avishai Cohen en formato de trío para mostrar las bondades de su álbum «From Darnkess». Un músico que, a sus 45 años, puede ser considerado como uno de los mejores contrabajistas del mundo. Uno capaz de absorber todo lo que cae en sus manos, desde el flamenco hasta la música sefardí que mamó de pequeño, y hacer con ello algo único. Como dijo hace cuatro años Javier Limón de él: «Se ha convertido en la primer figura del contrabajo mundial, un referente para todo buen músico. Y, además, es un showman tremendo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios