Cultura - Arte

Manolo Valdés inaugura su exposición en la Plaza Vendôme de París

El escultor valenciano afincado en Nueva York ha presentado una instalación de siete esculturas de «gran formato» consagradas a la «mujer moderna»

Exposición de Manolo Vallés en la Plaza Vendôme de París
Exposición de Manolo Vallés en la Plaza Vendôme de París - JP QUIÑONERO
JUAN PEDRO QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en: Cultura , Arte

Invitado por la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (Fiac) de París, con el apoyo de grandes firmas de lujo internacional, como Breget, Chanel, Tiffany & Co., Van Cleef & Arpels, Manolo Valdés, el escultor valenciano afincado en Nueva York, ha inaugurado en la parisina Plaza Vendôme una instalación / exposición de siete esculturas de «gran formato» consagradas a la «mujer moderna».

Desde 2012, la Fiac «ofrece» a creadores de distinta procedencia la posibilidad de presentar una o varias obras en la Plaza Vendôme -encrucijada del «lujo cosmopolita»-, como «antesala» y / «vitrina» de un arte consagrado a la «decoración de grandes espacios».

Exposición de Manolo Vallés en la Plaza Vendôme de París
Exposición de Manolo Vallés en la Plaza Vendôme de París- JP QUIÑONERO

Jaume Plensa, Paul McCarthy y Dan Graham han sido algunos de los escultores que han precedido a Manolo Valdés en el suntuoso escenario de la Place Vendôme, donde se encuentra instalada, siempre, una legendaria columna que fue derrocada durante la Comuna de París (1871) por un grupo de revolucionarios entre los que se encontraba el pintor Gustave Courbet, uno de los patriarcas de la pintura realista, lejanísimo antecedente del «arte crítico» de los años 60 del siglo XX entre los que se encontraba entonces el Equipo Crónica valenciano, del que formó parte Manolo Valdés, precisamente.

«El nuevo Manolo Valdés abandona las Meninas para evocar mujeres ¿anónimas?»

El último Valdés que se expone en la Plaza Vendôme, hasta primeros de octubre, está consagrado a la celebración de una imagen muy personal de la mujer de nuestro tiempo: una señora tocada con sombrero «glamour», un rostro «enmarcado» con flores metálicas, rostros y siluetas de mujeres de formas «puras»…

Manolo Valdés ya expuso hace años en otro escenario aristocrático, el parisino Palais Royal, una cumplida colección de sus Meninas, instaladas entonces a los pies de un ministerio francés de la Cultura presto a financiar el nuevo «decorativismo de Estado».

El nuevo Manolo Valdés de la Plaza Vendôme abandona las Meninas para evocar mujeres ¿anónimas?, arquetipos de mujer «moderna» y «glamour», al juego con los escaparates del gran lujo del lugar, a las puertas del Hotel Ritz, cita canónica de la gran clientela árabe / musulmana de nuestro tiempo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios