Entrada a la necrópolis de Chellah, en Rabat
Entrada a la necrópolis de Chellah, en Rabat - ABC

Marruecos multiplica por siete el precio de sus monumentos

Las entradas pasarán de los 10 dirhams actuales a 60 o 70, dependiendo de los enclaves, clasificados en varias categorías

Actualizado:

Los precios de las entradas para visitar los monumentos históricos de Marruecos se van a multiplicar por siete, según una decisión administrativa recién aprobada por los ministerios de Cultura y de Finanzas. Según el documento, los precios pasarán de los 10 dirhams actuales a 60 o 70, dependiendo de los monumentos, que fueron clasificados en varias categorías, en una medida que aún no ha entrado en vigor.

La necrópolis de Chellah en Rabat, el Palacio Bahia, el Palacio Badii y las tumbas de los Saadiíes en Marrakech, o las ruinas romanas de Volubilis son algunos de los 17 sitios históricos que costarán 70 dirhams (6,5 euros). Mientras que otros doce monumentos, entre los cuales figura la madraza meriní de Salé, el antiguo pabellón de los embajadores de Meknés o las cuevas de Hércules de Tánger, costarán 60 dirhams (5,6 euros). La nueva medida también prevé precios preferenciales con descuentos para visitas en grupo, estudiantes y bonos especiales para monumentos claves de la ciudad de Marrakech.

Fuentes del sector turístico, que pidieron el anonimato, criticaron la medida porque podría provocar un desinterés por parte de los turistas por su alto precio, lo que podría eliminar esos monumentos de los programas de sus circuitos. Por otra parte, los turistas con un documento marroquí, que hasta ahora entraban gratis en estos monumentos, tendrán que pagar un billete de 10 dirhams (0,9 euros).

El sector turístico en Marruecos es el segundo contribuyente en el PIB nacional (11,4 %), segundo empleador del país (con 515.000 empleos) y el principal proveedor de divisas con 65.000 millones de dirhams (unos 5.700 millones de euros). Marruecos aprobó una nueva estrategia para el sector «Visión 2020» que tiene como objetivo alcanzar el número de 20 millones de llegadas en 2020 y posicionar el país entre los veinte principales destinos de turismo en el mundo.