Cultura

Condenan al Ayuntamiento de Elche a pagar 118.000 euros a los herederos de Miguel Hernández

Se había rescindido el convenio para que el legado del poeta continuara en la ciudad. La sentencia obliga, además, a la restitución de las copias digitalizadas del legado

Miguel Hernández, con su mujer, Josefina, en Jaén en el verano de 1937
Miguel Hernández, con su mujer, Josefina, en Jaén en el verano de 1937 - ABC
EFE Elche - Actualizado: Guardado en:

El Ayuntamiento de Elche no recurrirá la sentencia en la que se le condena al pago de 118.000 euros a los herederos de Miguel Hernández, después de que el anterior gobierno municipal, del PP, rescindiera el convenio para que el legado del poeta continuara en la ciudad ilicitana. El actual ejecutivo local (PSPV-PSOE, Compromís y Partido de Elche) y la asesoría jurídica municipal han decidido no interponer un recurso de apelación a la resolución porque, a su juicio, «el resultado sería incierto» y supondría «el incremento de los gastos judiciales y el riesgo de una hipotética condena de costas».

Así lo ha anunciado hoy la portavoz del gobierno tripartito, Patricia Maciá, en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local. Según Maciá, «gracias a la gestión de la exalcaldesa Mercedes Alonso, Elche debe pagar 118.000 euros». Ha asegurado que, según la resolución judicial, la corporación anterior «vulneró la ley al no respetar los contratos y adoptó decisiones unilaterales contrarias a derecho». El fallo obliga, además, a la restitución de las copias digitalizadas del legado de Miguel Hernández y estima parte de lo que pedían sus herederos, cuya cuantía se elevaba hasta los 1,6 millones de euros.

Por su parte, el grupo municipal del PP ha opinado que la sentencia «debería ser recurrida» para defender «los intereses generales de los ciudadanos de Elche» y ha considerado «una total irresponsabilidad» no hacerlo.

El anterior gobierno popular decidió en 2012 rescindir el convenio suscrito dos años antes entre la familia del poeta oriolano y el entonces alcalde de la localidad ilicitana, el socialista Alejandro Soler, para que el legado del autor de «El rayo que no cesa» estuviera en Elche veinte años más, a razón de 150.000 euros anuales de las arcas municipales. Una cantidad que los populares se negaron a pagar al entender que el consistorio no podía hacer frente debido a la situación económica municipal en aquel periodo, con una deuda estimada en más de 200 millones de euros.

Alonso aseguró en su día que a ese montante se sumarían la cesión de un edificio municipal para la creación de una fundación y dotarla de personal y equipamiento, y sus gastos de mantenimiento. En la actualidad, los fondos se hallan en Quesada (Jaén), localidad natal de la esposa del escritor, Josefina Manresa, tras permanecer varias décadas en Elche.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios