Ciencia

Los planes de Google para alcanzar la «supremacía cuántica»

La empresa de California ultima su nuevo ordenador cuántico, el más poderoso jamás construido por el hombre, podría estar terminado y en funcionamiento a finales del próximo año

Los planes de Google para alcanzar la «supremacía cuántica»

No es ningún secreto que Google es, probablemente, la empresa tecnológica más poderosa y avanzada del mundo. En muchos campos, en efecto, su liderazgo en los más modernos sistemas de computación e inteligencia artificial resulta indiscutible. Pero algo nuevo se está cociendo en sus laboratorios de California. Algo que llevará al gigante norteamericano a dominar, aún más, el futuro de la tecnología mundial. Allí, en efecto, Google está construyendo, ya, un dispositivo destinado a inaugurar una nueva era en la computación. Se trata, ni más ni menos, que del primer "ordenador cuántico" plenamente funcional construido hasta ahora. La máquina estaría diseñada expresamente para probar, de una vez por todas, que las propiedades de la materia a nivel subatómico pueden aprovecharse para construir computadores miles de veces más poderosos que los mayores superordenadores de la actualidad.

Según publica la revista New Scientist tras una extensa investigación, la "super máquina de Google" responde a un detallado plan de la compañía para hacerse, de un solo golpe, con la supremacía mundial en el terreno de la computación cuántica. Y no se trata ya de un simple experimento de laboratorio, ni de una visión de futuro sin fecha concreta. El nuevo ordenador cuántico podría estar terminado y funcionando a finales del año que viene.

La idea de la "computación cuántica" viene de muy atrás. En las últimas décadas del pasado siglo, en efecto, los físicos teóricos imaginaron un ordenador basado en los principios de la mecánica cuántica, uno cuya potencia dejara pequeña a la de los mayores superordenadores del mundo. El problema, claro, estaba en cómo construir una cosa así. Ahora, sin embargo, lo que entonces parecía imposible se acerca, poco a poco, a a realidad.

Numerosos equipos de investigadores de todo el mundo trabajan hoy en computación cuántica, entre ellos el español Ignacio Cirac, que dirige el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica, en Munich, uno de los laboratorios más avanzados del mundo en esa clase de cuestiones. Y fue el propio Cirac quien, en una entrevista que ABC publicó hace ya más de un año, anunciaba los planes de Google para construir el primer ordenador cuántico de la historia. "El proyecto de Google -decía entonces Cirac- es el de desarrollar las tecnologías necesarias para construir un ordenador cuántico a gran escala. Se trata de un desafío muy grande y el primero que llegue obtendrá enormes beneficios".

Planes secretos

Según explica New Scientist, "los planes de la firma son secretos, y Google se ha negado a hacer comentarios a esta revista". Pero todos los investigadores contactados por New Scientist creen, basándose en detalles de múltiples presentaciones, conferencias y reuniones privadas, que la compañía está "a punto de dar un gran salto". Por ejemplo, hace apenas un mes, los ingenieros de Google publicaron, sin hacer demasiado ruido, un artículo en el que se detallaba una parte de sus planes. Y el objetivo, al que llamaban sin tapujos "supremacía cuántica", era el de construir el primer ordenador cuántico capaz de llevar a cabo tareas que un ordenador convencional no puede abordar.

Pero, ¿qué es un ordenador cuántico? Como cualquier otro ordenador, el objetivo de un ordenador cuántico es el de hacer cálculos. Un ordenador convencional convierte la información a ceros y unos, la procesa y la devuelve en forma de números, textos o cualquier otra cosa que le hayamos pedido que haga. Para llevar a cabo este trabajo, un ordenador convencional sigue unas reglas determinadas. Un ordenador cuántico hace lo mismo, pero siguiendo las reglas de la Física Cuántica, que hacen posible una potencia infinitamente mayor que la de un ordenador convencional. Un solo ordenador cuántico equivale a un número gigantesco de ordenadores convencionales.

Los ordenadores cuánticos procesan la información en forma de "qbits" (bits cuánticos) que, a diferencia de los bits convencionales, pueden almacenar una mezcla de 0 y 1 al mismo tiempo, aprovechando el principio de superposición cuántica. Y es que, en el mundo subatómico, una partícula puede "estar" en varios lugares a la vez. O, mejor dicho, existe como posibilidad en varios lugares a la vez, como una nube difusa y cuya posición sólo se concreta en un punto en el momento en que la observamos. Cuando dejamos de mirar, vuelve a su estado indeterminado. Esa propiedad se puede usar para resolver problemas de una forma muchísimo más rápida de lo que lo hace cualquier ordenador actual.

El más poderoso jamás construido

Cuantos más qbits tenga un ordenador cuántico, más rápido será. Pero la tecnología disponible no permite, ni permitirá en las próximas décadas, construir ordenadores cuánticos de miles de qbits. En lugar de eso, el ordenador de Google tendrá 50 qbits (aunque por ahora solo ha hecho público uno de 9 qbits), todo un logro tecnológico y más que suficiente para ser el ordenador más poderoso jamás construido hasta ahora por el hombre.

Los expertos consultados por New Scientist, algunos de ellos buenos conocedores del proyecto de Google, creen que la compañía logrará su objetivo de un ordenador cuántico de 50 qbits en apenas un par de años, quizá incluso a finales de 2017. Con todo, y a pesar de que este primer ordenador cuántico no será capaz de resolver todos los problemas que se le propongan (para eso harían falta más de 50 qbits), si que es cierto que inaugurará una nueva era, y le servirá a Google como base para construir máquinas cada vez más grandes. En tecnología, ya se sabe, el dicho de "quien da primero da dos veces" es una realidad casi cotidiana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios