Dos voluntarias, con juegos para los niños.
Dos voluntarias, con juegos para los niños. - CEDIDA
CRUZ ROJA EN REYES MAGOS

Un Rey Mago vestido de blanco y rojo

Cruz Roja lleva regalos a casi medio millar de niños sin recursos de la provincia

CÁDIZActualizado:

Los Reyes Magos se encuentran de todo en las cartas que reciben de los niños cada año. Melchor, Gaspar, Baltasar y un cuarto Rey Mago rojo (con un toquecito de blanco) que no muchos conocen pero que, gracias a su labor callada y voluntariosa, ha conseguido llevar la alegría a medio millar de niños en la provincia de Cádiz. Obviamente, no se trata de Papa Noel, sino de Cruz Roja, que ha dejado a los pequeños buena parte de lo que habían reclamado. Incluso, como relata uno de sus pajes, «un colchón».

El paje principal de Cruz Roja en esta labor ha sido David López, responsable de la campaña de juguetes de la entidad. Una campaña que arrancó a mediados de noviembre y que culminó el pasado fin de semana. El resultado no ha podido ser mejor: 495 niños han recibido regalo, casi un centenar más que el año pasado, cuando se alcanzó la cifra de 400.

Pero si Sus Majestades de Oriente tienen la ayuda de la magia, la ilusión y todo lo que dicta la tele y las costumbres, Cruz Roja oponen el esfuerzo y la constancia. Y la colaboración de numerosos ayudantes voluntarios y anónimos. «Tenemos muchas donaciones de juguetes de particulares pero, sobre todo, de asociaciones de vecinos, de empresas,... este año, por ejemplo, nos hay llegado una muy importante de un club de moteros de Jerez, que hizo una actividad para recaudar fondos y los invirtió en juguetes».

¿Cuáles son los juguetes que se han entregado? Fundamentalmente juguetes no violentos ni sexistas y, a ser posible, educativos y colaborativos. «Han sido sobre todo juegos de mesa porque reúnen muy bien estas condiciones», desvela López que, no obstante, relata que no todos los regalos, como habíamos dicho al principio de este reportaje, eran tan comunes.

«Nosotros leemos las cartas que mandan los niños para tratar de facilitarles los regalos que han pedido. Y una carta nos sorprendió: un niño no quería regalos sino un colchón», detalla López. ¿Podría el rey Cruz Roja conseguirlo?

Dignidad para la familia

Dos pilares sostienen esta campaña: el valor que se da al juguete como elemento socializador y de desarrollo del pequeño y la dignificación de los padres. «No queremos darle los regalos a los niños directamente, preferimos entregárselo a los padres y que ellos decidan cómo gestionarlos; es también una manera de darle dignidad tanto a ellos como a sus familias», pormenoriza López.

Los niños que reciben estos presentes tienen edades comprendidas entre los 3 y los 17 años. Cruz Roja tiene conocimiento de su situación a través de los informes que poseen de las familias y desde la propia entidad se establecen las prioridades en función de las necesidades de los usuarios.

La reacción de los padres, incide el paje López, es de un profundo agradecimiento. «Es un día muy especial para toda la familia y el ver que van a poder cumplir el deseo de sus hijos es muy especial para ellos», cuenta López.

Pero López, junto con el resto de unos pajes que visten un ropaje blanco con una cruz roja en medio, han conseguido repartir ilusión y alegría por todos estos hogares. Incluido el colchón: «Conseguimos un coche en el que transportarlo y se lo dimos a la familia».