INDUSTRIA

Una carga de trabajo que garantiza paz social en las factorías

CÁDIZActualizado:

Los astilleros españoles pueden respirar con cierto alivio en estos momentos ante la carga de trabajo que soportan. Desde luego todo es mejorable, pero las plantas gallegas y gaditanas, amén de la murciana de Cartagena, mantienen un ritmo de actividad importante. Pese a todo, es necesario que la dirección de Navantia anuncie un nuevo contrato de construcción naval para asegurar el futuro y despejar dudas. En este contexto también se desarrolla la negociación del plan industrial. Así, la factoría de Puerto Real se encuentra ahora en uno de sus picos más altos de actividad gracias a la construcción de los cuatro petroleros para el grupo vasco Ibaizábal, a la espera de que se confirme si habrá un quinto y un sexto buque. La planta de San Fernando es la que menos carga ha recibido. La factoría isleña ultima el BAM 'Audaz', que se entregará a la Armada Española antes del verano, mientras que la Unidad de Sistemas sigue trabajando para proyectos internacionales. Igualmente, la carga de trabajo en reparaciones y mantenimiento del astillero de Cádiz es satisfactoria con una docena de encargos para 2018. Además, el astillero de PuertoReal tiene entre manos la segunda plataforma para Iberdrola, al igual que el astillero de Ferrol participa de este contrato offshore para la compañía eléctrica. Por su parte, la factoría de Ferrol trabaja en la construcción de dos buques logísticos, similares al BAC 'Cantabria', para la Marina de Australia.