Mesa de contratación para adjudicar el servicio de limpieza.
Mesa de contratación para adjudicar el servicio de limpieza.
LIMPIEZA

FCC es la única empresa que opta ya al nuevo contrato de limpieza

La Mesa de Contratación rechaza las otras cuatro ofertas que se han presentado para optar por un servicio cuyo coste asciende a casi 13 millones de euros

EL PUERTOActualizado:

La última mesa de contratación que se celebró para la designación del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos ha descalificado cuatro de las cinco ofertas presentadas al proceso de licitación de dicho contrato, siendo la oferta de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) la única que continúa en el proceso.

El resto de empresas que concurrían (FOBESA, GMSM, Urbaser y Valoriza) han quedado fuera del procedimiento en esta segunda mesa por no haber presentado los requisitos exigidos en el pliego de condiciones que regula la adjudicación.

En el caso de la propuesta presentada por FCC, tras la apertura de los sobres se ha comprobado que económicamente era una oferta ventajosa. Así, mientras que el precio de licitación del contrato era de 12.956.599 euros, la empresa ha presentado una oferta a la baja, aunque no temeraria, de 12.438.068,25 euros. Esto supone un importante ahorro anual de 518.531 euros, y de 2.074.124 euros en el total de los cuatro años de contrato.

En cuanto a los aspectos técnicos hay que destacar que se han valorado sobre todo la renovación de la maquinaria que propone la empresa, otorgándole 17,07 puntos sobre los 20 puntos previstos en el pliego de condiciones.

Por otro lado, FCC ha incluido además importantes mejoras con respecto a lo exigido en pliego, como la oferta de 1.250 jornadas sobre las 522 previstas, o la cantidad de 150.000 euros anuales para campañas de comunicación.

El siguiente paso será celebrar una última mesa de contratación de la que salga una propuesta formal para elevar a Pleno la adjudicación del contrato de servicio de limpieza viaria y recogida de residuos en la ciudad a la empresa FCC.

Todo ello cuando el mes que viene caduca el contrato actual que precisamente tiene la misma adjudicataria, por lo que se pretende aligerar la tramitación que queda para evitar que el servicio quede en el aire. Precisamente fue un temor que circuló durante unos meses, tras rechazarse en varias ocasiones por el pleno las condiciones para la adjudicación del contrato.

Todo ello generó protestas por parte de la plantilla y continuas reuniones con un acuerdo entre los grupos para sacar adelante este proceso que llega ahora a su última fase antes de su adjudicación.