Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Cultura

Cultura

Los familiares de los 130 posibles propietarios de la carga extraída por los cazatesoros esperan a que el juez Pizzo aclare si provienen de la fragata para exigir su parte
24.09.08 -
La burocracia tiene sus ventajas, aunque se tarde dos siglos en verlas. Pese a que la tripulación no veía el momento de largar amarras, los encargados del comercio de Indias retrataron en decenas de papeles la estiba de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, una cuenta con más ceros de lo normal y dieron fe de los nombres de sus opulentos propietarios. La Mercedes traía a España la bodega cuajada con decenas de toneladas de oro y de plata que han vuelto a salir presuntamente a la luz cuando Odyssey Marine Explorations reflotó 17 toneladas de monedas. Los descendientes de sus 130 propietarios, algunos de ellos afincados en la provincia de Cádiz, estudian echarle un pulso a la historia y acudir a los tribunales a pedir lo que es suyo.

El responsable del Proyecto Poseidón de protección y puesta en valor del patrimonio subacuático, Gonzalo Millán del Pozo, ha tirado de árbol genealógico para dar con algunos de los descendientes de aquellos comerciantes, muchos de ellos poseedores aún de importantes patrimonios. «Estamos buscando a los descendientes para reunificar a las familias y ayudarles a que tomen parte en este proceso». De momento, han dado con los descendientes de personajes como Antonio Mu-rrieta, la Casa de Medina Sidonia, los Caballero, Castillo de Bustamante o Moncasi de Alvear, además de los descendientes de Aramburu entre los que se encuentran apellidos arraigados en Cádiz como Pe-mán, Díez o Sicre.

Según Millán del Pozo, en todos los casos la reacción ha sido «muy positiva» y muchos de ellos están estudiando juntarse en una asociación para personarse como herederos en el proceso que se está llevando a cabo en el juzgado de Tampa y que aclara la legalidad de la intervención de Odyssey en el yacimiento y la extracción de las toneladas de monedas que reclama el gobierno español ante un presunto delito de expolio.

Los descendientes tendrían algo que decir en el proceso en el caso de que el juez confirme que el pecio era el de La Mercedes. Esta fragata se encontraba frente al Cabo de Santa María del Algarve junto a otras naves españolas portugués cuando fue atacada por la Amphion, de la flota del capitán Moore.

El segundo comandante de aquella flota era el general Diego de Alvear y Ponce de León, que vio desde La Medea cómo morían su esposa y siete de sus hijos. El militar, responsable más tarde de la defensa de Cádiz frente a Napoleón se volvió a casar en Inglaterra. José María Moncasi de Alvear es su tataranieto. A partir de la posibilidad de difundir su blog (moncasidealvear.com) en un periódico argentino, y tras publicar la lista de los 130 descendientes de particulares que murieron en el buque, se pusieron en contacto con él un buen número de familiares, tanto argentinos, como peruanos y españoles.

A la espera

«Mi familia, y el resto de descendientes con los que me he puesto en contacto, estamos a la espera de la decisión del juez Pizzo», dice el consultor de comunicación que valora «la seriedad y responsabilidad con la que esta afrontando el Gobierno de España» este caso que «sin duda marcará un antes y un después en la protección del patrimonio nacional subacuático».

El descendiente de Diego de Alvear reconoce la complejidad de las claves del juicio en el que Pizzo valora las pruebas presentadas ayer por el gobierno español, «abundantes y definitivas», en lo que se refiera a la identidad del barco, es decir, si el barco era La Mercedes o no.

Este es el primer punto. En caso de que el barco navegara con bandera nacional el juez -«hay precedentes»- no será competente para juzgarlo y «el buque con su tesoro será devuelto a España. Probablemente, si es el caso, Odyssey apelará y volverá a suceder lo mismo».

Una vez se aclare la titularidad del navío y del tesoro, los descendientes de Diego de Alvear prefieren «negociar» y sentarse «con aquel al que le corresponde el buque y el tesoro». De todos modos, su familia -«por ser coherentes con la memoria de nuestro antepasado y su lealtad a la Corona y España»- piensan que el tesoro de La Mercedes no «sólo debe de ser devuelto a España sino también a aquellos a los que les pertenece».

apaolaza@lavozdigital.es
Videos de cultura
más videos [+]
cultura
Vocento
SarenetRSS