PARLAMENTO

El Servicio Andaluz de Salud deberá incluir a los podólogos en el sistema sanitario

La iniciativa del PP la apoyaron Podemos e IU, C’s se abstuvo y el PSOE la rechazó

El Parlamento aprueba una iniciativa del PP para que los podólogos formen parte del SAS
El Parlamento aprueba una iniciativa del PP para que los podólogos formen parte del SAS - ABC
J.C. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La iniciativa del Partido Popular (PP) para que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) incluya la especialidad de Podología en el sistema sanitario durante 2017 fue ayer aprobada en el Pleno del Parlamento con el apoyo de Podemos e Izquierda Unida, la abstención de Ciudadanos y el rechazo del Grupo Socialista.

La proposición no de ley fue defendida por la parlamentaria popular Esperanza Oña, que ensalzó el papel de los podólogos para garantizar una atención integral ante enfermedades como la diabetes. Y es que según Oña, alrededor de 4.800 diabéticos corren el riesgo en Andalucía de sufrir amputaciones, una cifra que podrá reducirse considerablemente con la adopción de medidas preventivas.

En la iniciativa se reclama que tras la creación de la nueva especialidad se incorpore de forma gradual en las oposiciones y ofertas de empleo a los podólogos, tanto en atención primaria como especializada. Una enmienda de Podemos aceptada por el PP obliga a la Junta a evaluar y a hacer pública la situación de la asistencia podológica a pacientes diabéticos.

Esperanza Oña, sin embargo, se mostró contraria a las enmiendas presentadas por el Grupo Socialista, encaminadas a que sea el Gobierno central el que corra con el coste de la medida, y a trasladar el debate a la Mesa Sectorial de la Sanidad, donde están representados la Junta y los sindicatos.

El diputado socialista Francisco José Vargas advirtió que el SAS necesitaría cada año 21 millones de euros para que hubiera un podólogo en cada centro de salud, cantidad que en su opinión resulta difícil de asumir.

La respuesta de Oña fue señalar que si el problema está en los 21 millones, es «un argumento frívolo. Con el número de diabéticos que hay en Andalucía habrá 4.800 amputaciones, y si se previene con la podología en condiciones serían 960». Según la diputada popular, esa diferencia de amputaciones del pie justifica plenamente el gasto. «¿Cuántas amputaciones hay que hacer para que ustedes reaccionen?. Me parece hasta macabro».

Juan Antonio Gil, de Podemos, indicó que incluir a los podólogos en el catálogo de servicios mejorará la vida de los ciudadanos. Por C’s, Isabel Albás se decantó por el «sí, pero», ya que estuvo a favor, aunque finalmente su formación se abstuvo al pensar que hay otras prioridades. Inmaculada Nieto, de IU, abogó por fortalecer la sanidad pública frente a enfermedades como la del pie diabético, y repartió críticas entre el Gobierno central y la Junta por los recortes

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios