Muchos funcionarios ya son asiduos a la meditación
Muchos funcionarios ya son asiduos a la meditación - ABC

Dos sedes de la Junta de Andalucía practican hace un año la meditación antes de trabajar

Trabajadores de la Consejería de Agricultura y de las delegaciones territoriales se sumaron al mindfulness, que realizan 15 minutos al día

SEVILLAActualizado:

Los funcionarios y trabajadores de la Junta de Andalucía podrán contar como tiempo de trabajo la meditación «mindfulness», una disciplina de meditación y relajación de orígenes budistas. La noticia sorprendió por exótica, pero a raíz de su publicación se descubrió que ya hay varias sedes de la Junta en la que se practica esta forma de meditación.

Según fuentes sindicales, al menos dos sedes de la administración andaluza vienen practicando esta suerte de técnica de meditación y relajación. Se trata de la Consejería de Agricultura y la sede que las delegaciones territoriales tienen en el barrio de los Bermejales (Sevilla). En ambos sitios, confirman a este periódico, «llevan tiempo meditando 15 minutos antes de ponerse a trabajar».

Todo empezó, cuentan quienes conocen de estas sesiones, porque hay algunos funcionarios lo practicaban de forma privada. «Los compañeros les pidieron hacerlo y empezaron hace tiempo», indican las mismas fuentes. Añaden que son los propios empleados públicos los que solicitan hacer esta meditación.

«Les ayuda mucho porque les quita estrés y les relaja, que la vida de los funcionarios es dura», reivindican fuentes sindicales. «La gente no es consciente que desde 2010 vivimos rodeados de recortes de sueldo y de más hora de trabajo», añaden. La diferencia, explican desde los sindicatos, es que «ahora ese tiempo les va a poder contar como trabajo» gracias al catálogo de actividades que justifican las 2,5 horas de teletrabajo de la Junta.

El catálogo

Según se conoció el lunes a primera hora, la Junta de Andalucía hizo públicos los cursos que los funcionarios y demás empleados públicos (unos 250.000) de la administración andaluza puede apuntarse para contar las 2,5 horas de teletrabajo. Esta medida surge por la sentencia del Tribunal Constitucional contra la jornada de 35 horas que el Gobierno de Susana Díaz trató de instaurar entre sus trabajadores, frente a la doctrina de 37,5 del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Finalmente el TC estableció que las jornadas de trabajo son potestad única de Madrid, por lo que la Junta, para acatar la sentencia, tuvo que aprobar una norma que dejaba en 35 horas las trabajadas presencialmente cada semana por sus empleados y 2,5 horas que deben hacer fuera de su jornada normal.

Entre estas actividades hay cursos, másters, apuntarse a la Universidad, reuniones, revisiones y labores administrativas o de reflexión sobre las tareas diarias. Además, como se publicó ayer, también hay cursos de meditación, de autoayuda o de idiomas.