Susana Díaz junto al presidente de la CEA y los secretarios generales de UGT y CCOO en enero en San Telmo RAÚL DOBLADO

El «secreto» de los millones para el plan de empleo industrial en Andalucía

El plan estrella de la Junta prometía una inversión de 308 millones pero sólo consigna 178 y el dinero se detrae de las partidas destinadas al Empleo

SEVILLAActualizado:

Andalucía necesita un plan de empleo industrial, una estrategia que haga despegar a un sector que crea empleo de calidad y consolida el desarrollo económico. La frase es el resumen del Pacto Andaluz por la Industria que la presidenta Susana Díaz firmó solemnemente el 30 de enero de este año con los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras y el presidente de la Confederación de Empresarios el «Pacto andaluz por la industria». Un ambicioso programa que pretendía hacer crecer el tejido productivo andaluz, consolidar a las empresas, aumentar el peso del sector industrial hasta el 18% del Valor Añadido Bruto andaluz.. y movilizar 8.000 millones de euros hasta 2020.

Ya lo había anunciado Susana Díaz en el Debate del Estado de la Comunidad del 19 de octubre de 2016 y lo volvió a prometer el pasado mes de septiembre, esta vez en forma de decreto de empleo industrial dotado con 200 millones de euros.

Pero ahora ha llegado el momento de la verdad, el de concretar las promesas, el del Presupuesto de 2018. Y no es oro todo lo que reluce. Durante la presentación de las cuentas públicas, la consejera María Jesús Montero, anunció un programa de empleo industrial (el mismo, por supuesto) que contaba con 308 millones de euros, matizando después que era una inversión prevista hasta 2020. Lo cierto es que en la Memoria del Programa de Fomento de Empleo Industrial se consignan 178 millones de euros.

Una cantidad que se pretende gastar en el próximo año 2018. La información oficial del Gobierno andaluz explica en este particular que se prevé una prospección de 12.000 beneficiarios, incentivos para la creación de empleo de calidad con 4.500 beneficiarios y fomentar una iniciativa de cooperación social con 18.000 beneficiarios.

Lo que no dice es de dónde se sacan estos fondos y este martes lo desveló la portavoz del PP en el Parlamento andaluz, Carmen Crespo, quien explicó que se resta de los fondos destinados al Empleo. Concretamente, del presupuesto consignado para el Servicio Andaluz de Empleo, SAE, que crece en 10 millones de euros con respecto al año pasado pero incluye este programa industrial innovador —y una de las promesas estrella del Gobierno andaluz— que supone un gasto de 178 millones de euros. Esto significa, en números redondos, que las cuentas del SAE salen perdiendo con el plan de industria.

En general, las políticas de empleo para el próximo ejercicio se mantienen prácticamente iguales según las cuentas que ha presentado el Gobierno de Susana Díaz y que se empezarán a debatir dentro de una semana en la Cámara andaluza. Las partidas para el empleo suben un 1,7% respecto al año anterior lo que supone 19,2 millones de euros en términos absolutos.