Entrega de los polémicos portátiles
Entrega de los polémicos portátiles - RAFAEL CARMONA
EDUCACIÓN

¿Qué fue de los portátiles que dio la Junta de Andalucía a los alumnos?

La administración se gastó 134 millones en repartir 390.000 equipos a los niños

SEVILLAActualizado:

La Junta de Andalucía se gastó hace ocho años 134 millones de euros en comparar 390.000 pequeños ordenadores para que los alumnos de los centros públicos pudieran usarlos en su estudio y en su ocio. La idea era que nadie se quedara sin poder aprender a usar las nuevas tecnologías porque no pudiera permitirse un ordenador.

En poco tiempo, la buena intención se convirtió en fracaso, valoran los sindicatos. Los equipos, cuentan, tenían poca capacidad —solo 1 GB de RAM—y un sistema operativo anticuado ya de origen, cuando se empezó a dar.

Pronto empezaron a aparecer anuncios en las webs de segunda mano de compraventa de objetos anunciando los «portátiles de la Junta». Con precios entre los 50 y los 120 euros, se vendían sin ningún problema. Un vacío legal en la cesión de los equipo hacía que no estuviera prohibido.

«Los equipos eran para los estudiantes, los usaron durante años, pero no se esperaba que los devolvieran» indican a ABC fuentes de la Consejería de Educación.

Otros muchos fueron aprovechados por un proyecto de la Universidad de Granada (UGR), en concreto por la Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada, que se dedicó a reciclar los equipos. «Se han desaprovechado muchísimo», lamentaba el director de la oficina, Juan Julián Merelo. Este catedrático de la UGR, apasionado de la informática, recuerda que «muchos colegios no sabían como utilizar» los ordenadores.