Sanidad

La Fiscalía archiva las denuncias del Defensor del Paciente contra el SAS

Considera ajustada a derecho la gestión de la lista de espera, la prescripción del principio activo y el funcionamiento de las unidades clínicas

Aquilino Alonso, consejero de Salud de la Junta de Andalucía
Aquilino Alonso, consejero de Salud de la Junta de Andalucía - EFE
J.B. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La Fiscalía Superior de Andalucía ha archivado las dos denuncias presentadas este verano por la Asociación Nacional del Defensor del Paciente relativas a las listas de espera del sistema sanitario público andaluz y sobre el complemento de rendimiento profesional, al no observar «indicios de ilícito penal» en las actuaciones realizadas por parte de la Administración sanitaria.

El archivo ha sido difundido por la propia Consejería de Salud, cuyo titular Aquilino Alonso se mostró satisfecho de la decisión que demuestra que como sostiene la Administración «no existía una situación como la que denunciaba la Asociación del Defensor del Paciente, que ha sido motivo de numerosas críticas y ataques cuestionando el funcionamiento de la sanidad pública andaluza».

Según la lectura que del escrito de la Fiscalía realiza la Consejería en cuanto a las listas de espera «se cumplen los requisitos mínimos en la gestión de estas situaciones, cumpliendo la normativa señalada al efecto, con la posibilidad de los interesados de acceder a la información necesaria, para conocer su concreta situación, existiendo además un sistema de quejas y sugerencias en relación con el funcionamiento de los servicios de la Junta de Andalucía».

La Fiscalía de Huelva ya archivó hace dos semanas otra denuncia sobre la gestión de listas de espera en el Complejo Hospitalario de Huelva que presentó el sindicato de Enfermería Satse.

En lo que respecta a la segunda denuncia archivada de las que presentó la Asociación Defensor del Paciente, y que hacía referencia al funcionamiento del complemento de rendimiento profesional, la prescripción por principio activo dentro del sistema sanitario público andaluz y el funcionamiento y objetivos de las Unidades de Gestión Clínica, la Fiscalía concluye que la denuncia «se basa únicamente en un recorte de prensa de contenido genérico» y que «se cumplen los requisitos mínimos en la gestión de estas situaciones, sin que conste ninguna irregularidad concreta».

Genéricos y principio activo

Entre los aspectos más interesantes de la resolución de la Fiscalía está los comentarios sobre la prescripción de genéricos. Según el ministerio público, el informe aportado por el SAS indica, según la Consejería, que en los contratos programa que el SAS establece con sus centros de atención primaria, lo que aparece como objetivo desde el año 2001 es la «prescripción por principio activo», que nada tiene que ver con la promoción de la prescripción de medicamentos genéricos empleada en el escrito de la Asociación del Defensor del Paciente.

En este sentido, se aclara que prescribir por principio activo es que el facultativo consigna en la receta exclusivamente la denominación del principio activo responsable de la acción farmacológica del medicamento que prescribe a su paciente, una forma de prescripción promovida por la Organización Mundial de la Salud, sirviendo, entre otras cosas para «liberar a los facultativos prescriptores de la presión comercial que ejercen los laboratorios farmacéuticos para la que prestan su producto en vez del de la competencia».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios