El gobierno de Mijas en el balance de gestión
El gobierno de Mijas en el balance de gestión - J. J. M.
POLÍTICA

El PSOE de Mijas descarta romper el gobierno con Ciudadanos si hay moción de censura en Nerja

El municipio es la principal Alcaldía naranja de Andalucía y la estabilidad de este gobierno era la baza de temor socialista para que Nerja no sea popular

MIJASActualizado:

Se sigue despejando el camino para el que el Partido Popular vuelva a gobernar en Nerja. El órdago del temor que la dirección provincial del PSOE había lanzado a Ciudadanos con Mijas se desvanece. La consigna era que, si Ciudadanos apoyaba una vuelta de los populares a la Alcaldía de Nerja, se rompían los gobiernos de Mijas y Alcaucín. En el caso del primero la presión en este sentido ha quedado descartada este miércoles por la propia secretaria general de los socialistas de mijeños, Fuensanta Lima, quien ha asegurado que la hipotética ruptura no se va a producir. «No estamos sujetos a ninguna otra coalición, ni a dar el gobierno en otros espacios. Solo estamos sujetos a dar estabilidad a Mijas y ese es el compromiso que tengo con mi partido», ha señalado esta mañana Fuensanta Lima en la presentación del balance del año de gobierno conjunto con Ciudadanos.

Fuensanta Lima ha remarcado que, igual que no tuvieron «ningún impedimento» para sellar el pacto de gobierno, ahora tienen «todo el apoyo para continuar trabajando en el mismo camino». Mijas, por tanto, no será una moneda de cambio, según estas declaraciones, en el juego de cambios de poder de la provincia. Sin embargo, el miedo sí está instalado en Alcaucín, donde el regidor naranja, Mario Blancke, sí mostró su temor de que se rompiera el gobierno local por una posible moción de censura en Nerja.

Mientras se despejan estas dudas, las negociaciones se basan que hacer que la única concejala naranja que queda en el pleno nerjeño se decante por firmar el cambio de gobierno. La llave de todo la tiene María del Carmen López. Su apoyo a una moción de censura llevaría al Partido Popular a la Alcaldía. Tras la salida de Dolores Sánchez y su paso a concejala no adscrita, la pelota de un posible cambio de gobierno la tiene la única concejala bajo las siglas naranjas que queda en la corporación.

Al PP sólo le falta un apoyo para decantar la balanza. En las pasadas elecciones municipales de 2015, los populares ganaron los comicios, pero se quedaron a un concejal de obtener la mayoría absoluta. Ese hecho hizo que el PP perdiera el sillón, que cayó en manos de la socialista Rosa Arrabal. Lo hizo en un pacto para la investidura que sumaba las fuerzas de PSOE, Izquierda Unida, Podemos y Cuidadanos –que no entraría en el gobierno local–. Meses más tarde las tensiones se hicieron patentes y el PP buscó a las dos ediles naranjas para volver a gobernar.

Las discrepancias hicieron que el partido se rompiera y ahora sólo quede la concejala de Ciudadanos, crítica con la gestión del tripartito y que bloqueó los presupuestos de la ciudad el pasado mes de julio, se decida por el cambio. Es en esas aguas donde el PP trata de pescar una Alcaldía, ahora con más a favor después de la renuncia socialisa a romper en Mijas, que recaería sobre Gema García, según se dio a conocer, y no sobre el histórico Pedro Armijo, que sí seguirá ostentando el cargo de presidente de los populares en Nerja.