el nioñ llamó a la Policía para que le liberara
el nioñ llamó a la Policía para que le liberara - ABC
MALTRATO

Encadena a su hijo de 13 años para evitar su vida de delincuencia por Málaga

El menor vivía la capital de la Costa del Sol con su madre y tiene antecedentes por atraco, robo con violencia o consumo de drogas

MÁLAGAActualizado:

Sonó el teléfono en la central de Emergencias y al otro lado la voz de un niño dijo que estaba encadenado en el salón de su casa. Pasaban las 15.00 horas del pasado 11 de noviembre y el menor se identificó con su nombre. Dijo que tenía 13 años al operador que cogió la llamada. Relató que su madre le había atado con una cadena a un sillón en su domicilio de Málaga capital y que había cerrado el candado con llave –confirma Emergencias 112–. «El relato del niño era veraz y se activó el protocolo», explican en el 112, que señalan que se avisó a la Policía Nacional, a los servicios de menores y a la Policía adscrita a la Comunidad Autónoma para que se hicieran cargo del niño.

El 112 era el único lugar donde podía llamar desde el móvil prepago sin saldo que tenía en su poder. La madre lo había dejado así. Encadenado para evitar otra fuga y nuevos delitos, ya que el historial del menor –explican fuentes judiciales– está marcado por su mal rumbo en los estudios y antecedente por atraco, robo con fuerza y consumo de drogas. Fue una medida a la desesperada para «evitar que el niño siguiera siendo un delincuente», como reseñan las mismas fuentes. Todo ocurre en el seno de «una familia desestructurada». «La madre lo hizo para evitar que el niño se siguiera haciendo daño con el consumo de drogas y para que no volviera a cometer ningún delito», afirman desde sede judicial.

Cuando la Policía llegó a la casa el menor tenía comida, agua, el móvil para entretenerse con los juegos y la tele encendida. Sin embargo, no podía moverse por la cadena. Como relata Diario Sur, los agentes llegaron al edificio y subieron por las escaleras, donde se encontraron con una mujer que resultó ser la madre del menor y que les abrió la puerta del domicilio donde hallaron dentro al niño sentado en el sofá y con una cadena alrededor del tobillo. «La madre fue detenida», confirma la Policía Nacional, tras liberar al menor. Segú fuentes judiciales, había sido encadenado esa mañana para evitar una nueva fuga del domicilio, algo que era habitual y que el niño aprovechaba para cometer sus tropelías.

El pasado 12 de noviembre la madre pasó a disposición judicial, tras tomarle declaración, la jueza le imputa de forma provisional un delito de maltrato. El joven se encuentra a cargo de los Servicios Sociales, que no es la primera vez que lo tiene tutelado. De hecho, ya se escapó de un centro de protección de menores con anterioridad. La progenitora le dijo a la jueza no era la primera vez que se escapaba para delinquir o consumir drogas. Días antes, el adolescente se había marchado de casa y lo estuvieron buscando todo el día, hasta que en la madrugada lo encontraron en compañía de varios mayores de edad.