Sucesos

Crearon una empresa ficticia para cobrar el desempleo ilegalmente

La forma también servía para obtener préstamos al consumo financiados con nóminas falsas

La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un total de 17 personas vinculadas con una empresa ficticia a través de la que se obtuvieron de modo fraudulento prestaciones de la Seguridad Social por valor de 19.786 euros y, además, préstamos al consumo financiados con nóminas falsas por importe de 6.730 euros.

Entre los arrestados figuran el administrador de la compañía, que confeccionaba los contratos de los empleados para el cobro de subsidios y que elaboraba también las nóminas falsas empleadas en la adquisición de productos, y un captador de clientes, que vendía la documentación a cambio de dinero.

Los agentes atribuyen a los investigados, en función de su implicación en los hechos, los delitos de falsificación documental, estafa y contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

Según informó la Comisaría Provincial, la investigación se inició en mayo del año pasado a raíz de la denuncia del responsable de un comercio de fotografía del centro de Málaga después de que un cliente adquiriera material fotográfico valorado en 1.150 euros, siendo dicha compra financiada mediante la presentación de una nómina que resultó ser falsa. El vendedor no recibió dinero alguno por el producto.

Las pesquisas condujeron a los investigadores a una empresa multiservicios cuyo nombre figuraba en la nómina falsa. Los agentes pudieron constatar que se trataba de una compañía ficticia; de hecho, el domicilio social de la empresa se correspondía con un solar en venta del Polígono Alameda y no existían datos de la misma en el registro municipal de licencias de aperturas.

Las gestiones permitieron comprobar que con nóminas expedidas a nombre de la empresa investigada se financiaron otras compras, concretamente dos televisiones, electrodomésticos, equipo de sonido e incluso una bicicleta en otros comercios de la capital malagueña. El importe total de lo estafado asciende a 6.730 euros.

Además, se utilizó para contratar a gente de forma ficticia para que después pudiesen cobrar el desempleo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios