GRANADA

¿Y el hoyo «inmenso» donde no estaba Lorca quién lo tapa?

La alcaldesa de Alfacar insiste a los investigadores que deben devolver el terreno horadado a su estado original después del fracaso de la búsqueda

Las excavaciones en sus inicios
Las excavaciones en sus inicios - ABC

La alcaldesa de Alfacar (Granada), Fátima Gómez, insistió ayer en que el equipo de investigadores que ha culminado sin éxito la búsqueda de posibles fosas comunes donde podrían yacer los restos de Federico García Lorca junto a los de otros fusilados, deben devolver el terreno a su estado original, después de haber dejado sin tapar «un hoyo inmenso».

En respuesta a los periodistas, señaló que el Ayuntamiento tiene la obligación de cumplir «escrupulosamente» con la licencia que se concedió para actuar en un paraje de su término municipal y que espera que la reposición de tierra se haga «cuanto antes».

Existe un «hoyo inmenso» que podría representar peligro de caída para quienes transitaran

Según Gómez, la intervención ha supuesto un gran movimiento de tierra en la zona y existe un «hoyo inmenso» que podría representar peligro de caída para quienes la transitaran, además de un riesgo de derrumbe en caso de fuertes lluvias.

El Ayuntamiento tiene por ello la obligación de hacer cumplir la condición recogida en la licencia concedida con motivo de la intervención que, según añadió la alcaldesa, suponía devolver el terreno a su «estado habitual» una vez concluida la actuación.

Sin trato de favor

«No vamos a tener ningún trato de favor con nadie», sentenció la también diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática.

La petición municipal ha sido reiterada de esta forma después de concluir los trabajos de campo el 20 de octubre y que los investigadores valoraran la posibilidad de trasladar al Ayuntamiento la intención de recuperar la morfología original del pasaje, en lugar de reponer la tierra retirada y dejar incluso un espacio abierto para futuras acciones.

La asociación «Regreso con Honor» inició el pasado 19 de septiembre los trabajos de campo para buscar evidencias de los pozos que, según sus investigaciones, pudieron utilizarse como fosas comunes durante la Guerra, aunque un mes después abandonaron el movimiento de tierra sin resultados ni fondos.

El equipo multidisciplinar desarrolló la nueva búsqueda en Alfacar para localizar los pozos que pudieron haber servido como lugar de enterramiento del maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollás, supuestamente fusilados y enterrados junto a Federico García Lorca.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios