Juana Rivas - ABC

Juana Rivas pide dinero por «crowdfunding» para seguir luchando por sus hijos

«Quería pediros que me sigáis apoyando», relata en un vídeo

Actualizado:

«Hola, soy Juana Rivas. Quería daros las gracias de todo el apoyo que estoy recibiendo, tanto en redes, por la calle, amigos, familiares... que me dáis un abrazo, que me dáis una sonrisa. Que me decís: 'Juana vas a lograrlo. Juntos podemos'». Así comienza Juana Rivas en un vídeo en el que comunica que sigue imparable en la lucha por sus hijos, por lo que pide ayuda económica para continuar con el día a día.

Una campaña de mecenazgo por Internet que ha puesto en marcha esta vecina de Maracena (Granada) y que servirá para recaudar dinero. En tan solo 13 días ha logrado reunir 2.453 euros, pero el objetivo es llegar a 60.000 euros para sufragar los gastos judiciales.

Rivas pudo retomar el contacto con sus hijos en Italia, donde permanecen desde que se los entregara al padre a finales de agosto, aunque acusó a su expareja de «no ponérselo fácil» en las comunicaciones y relató que veía a los niños «cada vez con más miedo».

«Yo he dado la cara ante el maltrato, pero al final me he quedado sin mis hijos», lamentaba Rivas en una entrevista concedida a TVE, después de que hace dos semanas declarara ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada en calidad de investigada por permanecer casi un mes ilocalizable con los menores sin acatar la orden judicial que le obligaba a entregarlos al padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar y al que en 2016 denunció por malos tratos.

«Quería pediros que me sigáis apoyando, que veo vuestras aportaciones de pequeñas que sean y os doy las gracias personalmente e intentaré escribiros. Quería pediros en este momento esta ayuda económica que necesito para poder afrontar todos los gastos que se me están avecinando y que de mis propios medios no puedo afrontar yo sola».

Rivas explica que ese dinero servirá para continuar defendiéndose. «No puedo cubrir sola los gastos de abogados, procuradores, trámites, traducciones, certificados, viajes...». «Hemos calculado que, para afrontar los próximos pasos judiciales con mínimas garantías (y facturas que debo aún desde verano) hacen falta alrededor de 60.000 euros... y no los tengo. Ni yo ni mi familia y amistades cercanas, que ya nos lo ha dado todo».

«Deciros que esta lucha no es sólo para mí, es para muchas mujeres en esta situación que creen que no es posible salir de la violencia y yo creo que mi historia va a tener un final muy feliz. Y cada uno de vosotros vais a ser partícipes de ello. Os lo agradezco desde lo más inmenso y profundo de mi corazón».