Agricultura

«Trabajar con el espárrago verde nos permite estar más tiempo en el mercado»

El consejero delegado de Guadex, Juan Martínez, avanza que se ampliará la producción y la cifra de socios

El consejero delegado de Guadex, Juan Martínez, ante la sefe de la empresa
El consejero delegado de Guadex, Juan Martínez, ante la sefe de la empresa - J. J. S.

Tras recuperarse rápidamente del desafortunado contratiempo que supuso el incendio de la planta el año pasado, la central hortofrutícola Guadex, de Palma del Río, ha decidido emprender un plan de crecimiento y expansión para comercializar espárragos además de cítricos y fruta de hueso. De esta forma, puede amortizar sus instalaciones y tener actividad durante todo el año. Su consejero delegado, Juan Martínez, explica a ABC de Córdoba la hoja de ruta que se ha marcado la firma palmeña además de cómo se presenta la actual campaña de cítricos.

-¿Cómo se plantea la campaña de cítricos 2016/2017?

-Muy parecida a la del año pasado. En principio, los precios serán parecidos a los de la campaña pasada, que eran buenos. El problema de esta campaña ha sido la climatología, ya que el agua ha llegado tarde y los calibres de las naranjas están un poco bajos. Lo peor que puede pasar es que la producción se concentre demasiado en calibres pequeños, con lo cual bajarían los precios. Si el año pasado en calibres grandes había un 50 por ciento de la producción, este año hay sólo un 20 por ciento. De todas formas, soy optimista y creo que estas últimas lluvias que se han producido van a ayudar algo a que se mejore un poco el tema de calibre. Curiosamente, el año pasado había pocos calibres chicos, por lo que eran muy solicitados y había buenos precios en calibres cortos. En resumen la calidad de la naranja es buena, pero tiene un poco menos de tamaño, lo que se dejará notar en el precio.

-¿Y este clima atípico ha afectado a los cítricos?

-Por supuesto. El verano se ha prolongado muchísimo tiempo. El naranjo es un ser vivo también y estar expuesto al sol y a temperaturas altas hace que sufra, que se le quemen las hojas. Eso se nota al final en el fruto. De hecho, eso ha provocado un menor tamaño y una menor producción en las variedades tardías, porque en las tempranas, que son la navelina y la salustiana, hay un ligero ascenso con respecto al año pasado, del orden de un 20 por ciento más. Por otra, parte, estas temperaturas también han retrasado el inicio de la campaña, por ejemplo, nosotros hemos empezado este año a cortar una semana más tarde que el año pasado.

Novedades productivas

-También se plantean trabajar el espárrago verde, ¿no es así?

-Es un producto que está empezando a ser otra vez interesante para el agricultor y que puede dar mucha vida en la zona por el tema de trabajo. Tenemos un plan para contar en unos tres o cuatros años del orden de 300 a 400 hectáreas de plantaciones de espárragos a lo largo de toda esta comarca cordobesa -la Vega- y en otras partes de Andalucía, para estar el máximo tiempo posible presentes en el mercado. Teníamos una competencia fuerte en países sudamericanos como Perú y Chile, pero ahora están mirando más al sudeste asiático y han abandonado Europa, por lo que hemos visto un hueco bastante interesante ahí.

-Y también se habla de una ampliación de socios.

-Efectivamente, este año van a entrar una serie de socios nuevos, puesto que es necesario una mayor capacidad económica para cumplir los objetivos que nos hemos marcado: estar cada vez más presentes en mercados emergentes como China y el sudeste asiático, invertir en tecnología y en I+D+i, trabajar el espárrago y otros productos hortofrutícolas. Además, ampliar la cifra de socios nos servirá para tener cada día más producción y poder dar un mejor servicio a la gran distribución, porque la única manera de poder negociar con ellos es siendo importante y dándole un buen servicio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios