Teresa Rodríguez en un acto de campaña de Ganemos en 2015
Teresa Rodríguez en un acto de campaña de Ganemos en 2015 - VALERIO MERINO
POLÍTICA

Podemos empezará en enero a construir su nueva marca municipalista en Córdoba

La formación morada prevé concurrir a los comicios de 2019 junto a IU y otras organizaciones, como hizo Ganemos

CÓRDOBAActualizado:

Queda un año y medio para las elecciones municipales de 2019 y la maquinaria preelectoral está engresada y lista para echar a andar. Podemos Andalucía no va a perder el tren y este fin de semana ha celebrado en Cádiz un encuentro municipalista en el que se habló sin tapujos de expectativas de gobierno. El responsable político de la formación, Jesús Rodríguez, mencionó varias ciudades andaluzas en las que «sus números» les garantizaban rozar la victoria y poder formar un gobierno. Una de ellas es Córdoba.

¿En qué se basa Podemos para sentirse tan cerca del Ayuntamiento cordobés? El coordinador de la formación en Córdoba, Jorge Hidalgo, explica que los resultados de los comicios de 2015 invitan al optimismo. La marca municipalista en la que se integró Podemos para concurrir a las elecciones, Ganemos Córdoba, logró colocarse como tercera fuerza política y sentar a cuatro concejales en el Pleno. El «experimento» salió bien a pesar de la negativa de Izquierda Unida a entrar en la coalición de electores. De cara a 2019, todo apunta a que las dos formaciones irán juntas, integradas en una nueva marca que no se llamará Podemos ni IU ni tampoco Ganemos. La izquierda confía en que la alianza sume y contribuya a crear un frente común fuerte.

El futuro de Ganemos

El objetivo es generar nuevos marcos de confluencia con otras organizaciones, construir algo más allá de una coalición entre partidos, un proyecto que sea sensible con las características y peculiaridades de cada lugar. En Córdoba, ese papel lo ha jugado hasta ahora Ganemos, que pudo gobernar en el Ayuntamiento junto a PSOE e IU pero decidió quedarse en la oposición y funciona la mayoría de las veces como la tercera pata del cogobierno. En el seno de Ganemos -y entre sus cuatro concejales- hay militantes de Podemos y personas pertenecientes al asociacionismo cordobés. Actualmente, la formación está sumida en un proceso de reflexión. Desde su nacimiento ha perdido músculo: el poder de convocatoria de sus asambleas ciudadanas se ha visto muy mermado y ha atravesado varias crisis, entre ellas la dimisión en bloque de su secretaría técnica y la renuncia de uno de sus concejales, Alberto de los Ríos. Lo más probable es que el Ganemos actual, que cumplió un papel concreto e instrumental, se disuelva dentro de un proyecto más grande.

El trabajo más importante empezará a finales de enero, señala Hidalgo. De las citas que tiene programadas Podemos Andalucía para el 20 y 26 de enero saldrá la hoja de ruta para construir la deseada confluencia ciudad por ciudad. Según el coordinador local de la formación, en Córdoba ya se están dando pasos para construir «un espacio abierto para la sociedad civil organizada», la misma filosofía con la que en su día nació Ganemos. El plano partidista se da por controlado: la confluencia de Podemos e IU la están capitaneando en Andalucía los líderes regionales de ambas formaciones, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo. El coordinador de la formación morada en la capital explica que el trabajo que se haga a nivel andaluz se aprovechará para emularlo en los municipalismos. «Sin pensar en siglas y centrándonos en un programa», zanja Hidalgo.