ATLETISMO

Pilar Luque completó la Media Maratón honrando a su padre

La júnior atravesó la línea de meta arropada por familiares y amigos registrando 02:34:48

Vistas del castillo de Almodóvar del Río
Vistas del castillo de Almodóvar del Río - RAFAEL CARMONA

La XXXI Media Maratón Córdoba-Almodóvar del Río ha dejado como principales ganadores de la prueba a Ángel Muñoz (Club Trotasierra) y Chari Yepes (CD Los Califas). El joven corredor de Pozoblanco sorprendía a todos apareciendo en primer lugar por la línea de meta con un tiempo de 01:08:01. Por su parte, la veterana atleta hizo lo propio en la categoría femenina marcando 01:26:22.

Sin embargo, el momento más emotivo que se vivió en la matinal del domingo tuvo a Pilar Luque Luna como la gran protagonista. La júnior nunca había corrido una Media Maratón, no sabía cómo su cuerpo iba a reaccionar ante los 21,097 kilómetros que el circuito presentaba. En caso de que las fuerzas flaquearan, el objetivo que le llevó a apuntarse a la cita debía darle la energía necesaria para terminar. Y es que, desafortunadamente, su padre Manuel Luque falleció nada más acabar la Media Maratón del año pasado.

Pilar esperaba a Manuel junto a su madre en la línea de meta. Supo que algo pasaba cuando no cumplió el trayecto en el tiempo que tenía previsto previsto. Al cabo de unos minutos, Manuel llegó fatigado a Almodóvar del Río y se desvaneció perdiendo finalmente la vida. El doloroso palo por el que atravesó Pilar la hizo más fuerte, tanto, que decidió embarcarse en la difícil misión de honrar la figura de su familiar donde fuera tan feliz: en carrera.

De los 766 participantes, poco más de 650 completaron todo el kilometraje dispuesto. Pilar Luque fue una de ellas y lo consiguió entrando a meta arropada por su madre, amigos, vecinos y miembros del Club Carbula Sport. Los 02:34:48 que firmó no quedarían en saco roto. Ella no corrió sola, seguro, y lo hizo por un hermoso motivo que da un plus trascendental al deporte.

Pilar y su madre recogieron más tarde el X Trofeo Kiko Pastor a los valores deportivos y humanos. El sufrimiento físico de la Media Maratón recompensó a la mente y el ánimo de la familia Luque. El apellido perdurará por siempre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios