EMERGENCIA SOCIAL

Fuente de Vida y Red Madre también reciben a mujeres enviadas por el Ayuntamiento

Tras el corte de las ayudas, las trabajadoras sociales de Córdoba siguen enviando casos a las asociaciones

Mujeres atendidas en la asociación Fuente de Vida
Mujeres atendidas en la asociación Fuente de Vida - VALERIO MERINO

El caso de las asociaciones a las que el Ayuntamiento deja sin dinero pero a la vez les envía a personas para que se les ayude sigue creciendo. Adevida es la que vio cómo se le derivaban más casos desde los Servicios Sociales municipales, pero no fue ni mucho menos la única. Las otras dos entidades que en Córdoba se dedican a ayudar a mujeres embarazadas o madres con pocos recursos han visto cómo sucedía lo mismo. Así lo ha podido constatar ABC Córdoba de Fuente de Vida, la asociación vinculada a las Madres Adoratrices, y de Red Madre.

La directora de Fuente de Vida explicó que en este año ha sido un caso, pero ha llegado precisamente en el momento en el que el Ayuntamiento decidió, primero, modificar el sistema para el reparto de ayudas y más adelante, cuando las asociaciones participaron en el proceso de libre concurrencia, se quedaron sin ningún tipo de subvenciones públicas por parte del Ayuntamiento. La misma fuente aseguró que la falta de ayudas no impedirá ayudar a las mujeres que llegan pidiendo auxilio, tanto material, para el momento del nacimiento de su hijo, como de acompañamiento, ya que muchas tienen que afrontar el momento del parto y los días inmediatamente posteriores casi en soledad.

Zonas de Trabajo Social

Lo mismo ha sucedido en la asociación Red Madre, que cuenta en más de una decena los casos que les han llegado desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento a lo largo de este año 2016. Según ellos, el procedimiento es el mismo que en Adevida: las mujeres acuden a las trabajadoras sociales que trabajan en las distintas Zonas de Trabajo Social y estas, ante la imposibilidad de realizar cierto tipo de ayudas, las derivan a las asociaciones especializadas. «La última ha sido desde la calle Motril», explicaron al hablar de los últimos casos.

Hasta 2015, estas entidades tenían una compensación: las subvenciones públicas eran de unos 5.000 euros y servían para la adquisición de pañales, comida, ropa y todo lo necesario para ayudar a las personas que están en situación de necesidad. A partir de ahora, la atención tiene que ser únicamente con los recursos propios de cada entidad y en algunos casos, como en el de Adevida, tienen que tener a algunas mujeres en lista de espera antes de que se les pueda proporcionar todo aquello que necesitan y no pueden costear.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios