Lucas de Écija, Pablo García Baena y José García Marín
Lucas de Écija, Pablo García Baena y José García Marín - ABC
OBITUARIO

Enero de 2018, un mes negro para la cultura en Córdoba

El año empieza con las muertes de García Baena, Lucas de Écija, Pepe Morales, Tomás Egea y Pepe de El Caballo Rojo

CÓRDOBAActualizado:

El año 2018 ha empezado con mal pie para la cultura en Córdoba. Durante el mes de enero han fallecido varios grandes nombres asociados a la creación que llevaron la provincia por bandera. El primero fue el gran embajador de la cocina cordobesa, que sirvió de inspiración para los grandes «chefs» que desde Córdoba se disputan el olimpo de la gastronomía: José García Marín, más conocido como «Pepe el de El Caballo Rojo».

El fundador del célebre restaurante cordobés de la Judería falleció el 9 de enero a los 91 años. Por las mesas de El Caballo Rojo han pasado celebridades como los escritores Gabriel García Márquez y Jorge Luis Borges, la actriz Ava Gardner, el Rey Juan Carlos I o incluso Francisco Franco.

Unos días después, el 14 de enero, falleció el poeta cordobés Pablo Garcia Baena, uno de los fundadores de la revista Cántico, tras pasar varios días ingresado en el hospital de la Cruz Roja de Córdoba aquejado de una dolencia. Tenía 96 años, pero su avanzada edad no le impidió estar hasta el último momento presente en la vida cultural de su ciudad. Su capilla ardiente se instaló en el Ayuntamiento de Córdoba, donde recibió la visita de quienes le quisieron en vida, además de seguidores del mundo de las letras y representantes políticos.

El día 19 de enero murió el pintor palmeño José Morales, conocido como Pepe Morales, tras sufrir un ictus en su domicilio de Marbella. El artista permaneció durante 24 horas en coma, pero no pudo superar el grave episodio embólico. Desde que en 1912 se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Capuchinos de Sevilla, Pepe Morales (1933, Palma del Río) no cesó su formación en el mundo del arte. En 1952 fundó la «Joven Escuela Sevillana» y pertenecía al grupo de poetas y pintores «Camilla del Guadalquivir».

El día 20 de enero fallecía también el cantaor Francisco Crespo Aguilar, conocido como Lucas de Écija, padre del ex entrenador del Córdoba CF Paco Jémez. «Luquitas», como le llamaban, nació en Écija en 1931 pero era cordobés de adopción; las milicias lo desplazaron a Córdoba, donde se licenció.

Tres días después, el 23 de enero, el ilustrador, dibujante prolífico y pintor Tomás Egea (Madrid, 1933) falleció a los 85 años en Córdoba. Este cordobés adoptivo fue codiscípulo y amigo de Antonio López en las aulas madrileñas de Bellas Artes en la Escuela Superior de San Fernando, donde se formó. En 1958 se estableció en Córdoba, donde trabajó de la mano del arquitecto Rafael de la Hoz.

Además, otras dos personas vinculadas al mundo de los medios de comunicación también han fallecido en este arranque de 2018. Se trata de Rafael López Cansinos, la voz de Radio Córdoba desde los años 50, que murió el pasado 4 de enero a los 86 años; y Carmen Vela, la histórica locutora también de la misma emisora cordobesa, con 82 años.